Buscan fortalecer vínculo entre bancos y empresas

Sergio Anguiano Ayala señaló que actualmente algunas compañías desconocen la oferta crediticia que tienen las instituciones bancarias.

Monterrey

Si bien el panorama del crédito al sector privado en México ha mejorado en los últimos años, éste sigue siendo insuficiente para que pueda ser un verdadero soporte del desarrollo de las empresas.

De acuerdo con un estudio elaborado por la Dirección de Relaciones Institucionales y Análisis Económico y Legislativo de Caintra, el sistema bancario del país tiene el reto de establecer una vinculación entre bancos y empresas, dado que éstas desconocen la oferta crediticia que tienen hoy en día las instituciones bancarias.

Ante esto, Sergio Anguiano Ayala, director de Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León, adelantó que Caintra presentó al Centro Bancario de Nuevo León una propuesta sobre una plataforma donde de manera muy sencilla esté toda la información que requiere una empresa y pueda consultarla en un periodo no mayor a una hora.

"A nosotros nos gustaría que de manera de un proyecto piloto a nivel estado se impulsará y que después pudiera crecer", destacó.

Además, consideró como indispensable que las empresas tengan un mejor manejo de su información financiera y contar con el mínimo necesario de información para ser sujeta a crédito.

Anguiano Ayala mencionó que México enfrenta un rezago en penetración de financiamiento como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) al ubicarse éste en 20.4 por ciento, sólo Latinoamérica tiene el 45.3 por ciento.

Sin embargo, confió en que la reforma financiera coadyuve a elevar el nivel de penetración crediticia en los próximos años.

En conferencia de prensa para dar a conocer el estudio "Condiciones de Financiamiento para MiPymes", Anguiano Ayala destacó que el portafolio de financiamiento dirigido a las MiPymes sigue siendo bajo.

La distribución del monto de financiamiento otorgado por la banca comercial por tamaño de empresa sigue siendo disparejo, en el 2013 un 74.3 por ciento fue para la grande empresa y solamente un 25.7 por ciento para las MiPymes.

El estudio señala que las tasas de interés para las MiPymes han descendido, pero los plazos siguen siendo a 23 meses, mientras que para la grande empresa llega hasta 43 meses.

En Nuevo León, el financiamiento a MiPymes por parte de la banca comercial es de 2.41 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, ubicado en la quinta posición por debajo de Sinaloa, Distrito Federal, Colima y Jalisco.

En tanto que el financiamiento a las grandes empresas por parte de la banca comercial es de 12.07 por ciento del PIB estatal, colocándose en la tercera posición por debajo del Distrito Federal y Sinaloa.

El estudio refiere que por sectores, el comercio acapara con el 37.29 por ciento de las MiPymes la mayor proporción de financiamiento dirigido a este segmento de la economía; le sigue Servicios Profesionales y Técnicos con el 19.75 por ciento y en tercer sitio la manufactura con el 13.84 por ciento.

Caintra dijo que también aplicó una encuesta entre sus afiliados para conocer entre las MiPymes si han recibido algún tipo de financiamiento en los últimos 12 meses, un 70.1 por ciento dijo que sí, de éstos, el 72.73 por ciento fueron de la banca comercial y un 68.75 por ciento indicó que obtuvo crédito de proveedores.