Vigilan caminos vulnerables ante deslaves

Las autoridades de Ecatzingo, Atlautla, Amecameca y Tlalmanalco monitorean las carreteras, especialmente en zonas montañosas, para prevenir daños a los habitantes durante la temporada de lluvias.
Supervisan caminos, carreteras, seguridad
Algunos han pedido maquinaria para poder actuar en caso de emergencia. (Archivo)

Tlalmanalco

El diputado local, Juan Demetrio Sánchez Granados sostuvo que en coordinación con alcaldes de la región Izta-Popo, están supervisando y monitoreando caminos susceptibles de ser dañados por deslaves, con el objetivo de que la población no tenga accidentes durante la presente temporada de lluvias por algún
desgajamiento de los cerros.

Sostuvo que pondrán gran atención en municipios como Ecatzingo, demarcación en la que para llegar al centro se cruza una importante área montañosa; en el mismo caso se encuentra Atlautla, así como Amecameca en lo que es el camino al Paso de Cortés, donde hay un importante flujo de tránsito vehicular para dirigirse al estado de Puebla.

Recordó que hace dos años, la vía registraba una importante deficiencia, por lo que fue necesaria su rehabilitación, situación que se compuso recientemente.

“En el caso de San Rafael, del municipio de Tlalmanalco, que está situado en una zona montañosa, debe ser monitoreada”, explicó.

ESTRECHA COORDINACIÓN

“Diputados de la región y alcaldes estamos trabajando de la mano y en conjunto para lo que se pueda ofrecer en materia de prevención sobre este particular”, dijo Sánchez Granados.

Por su lado, el diputado federal Juan Manuel Carbajal Hernández resaltó la gestión que ya hizo el alcalde de Tlalmanalco, Rubén Reyes Cardoso, al gobierno del Estado de México para que aporte maquinaria y poder actuar en consecuencia.

Sobre posibles desgajamientos en áreas de montaña, dijo que por el momento no han detectado riesgos, “aunque los fenómenos naturales son inesperados, con la posibilidad de que haya fracturas y se hagan deslaves, aunque habrá que estar pendientes.

“Por el momento en la zona Izta-Popo no tenemos problemas de esa naturaleza, aunque autoridades y diputados debemos estar en comunicación para atender cualquier contingencia”, aclaró.

“Tramos que habrá que mejorar es el libramiento de Chalco y la carretera hacia Tláhuac, Tezompa, pasando por Ayotzingo, Temamatla, y estaríamos conectando la otra carretera hacia Oaxtepec, lo que sería un enorme beneficio para la población de esta región”, abundó.

Sostuvo que el esfuerzo también está encaminado a limpiar los desagües de los canales, lo que deberá hacerse de forma cotidiana y preventiva para permitir que las aguas circulen de manera normal, a fin de evitar inundaciones.