Vigilan actividad de Volcán El Colima ante explosión

En caso de alerta por incremento de explosiones los habitantes de la zona están listos para una evacuación. Protección Civil hizo recomendaciones tras la exhalación.
Algunos de los pobladores dijeron estar acostumbrados a estas explosiones del Volcán.
Algunos de los pobladores dijeron estar acostumbrados a estas explosiones del Volcán. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Una fumarola como la de ayer, que alcanzó los tres kilómetros de altura sobre el cráter del Volcán de Fuego, es un fenómeno cotidiano para los 70 habitantes de Juan Barragán, el pueblo de Jalisco más cercano a la boca del coloso también conocido como El Colima.

“Cuando vienen los de Protección Civil por las fumarolas, nosotros les decimos que ni se asusten, así es siempre el volcán”, bromea Elvia Cristina Chávez Salvador, quien ha vivido en Juan Barragán toda la vida.

La estela de ceniza que exhaló ayer la estructura geológica en los límites de Colima y Jalisco alcanzó poblaciones de hasta 70 kilómetros al noreste, desde Ciudad Guzmán, Concepción de Buenos Aires y Gómez Farías hasta una ligera caída en zonas de Mazamitla y La Manzanilla de la Paz, reportó Alfredo Hernández Rodríguez, comandante regional de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco.

“Es una exhalación muy grande generada por una explosión, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Colima y la Universidad de Guadalajara, comentan que es un evento explosivo pequeño, similar al 21 de noviembre”, explicó, pero se ha mantenido vigilancia por el comportamiento del volcán, de manera preventiva.

Habitantes de Juan Barragán, localizado en el municipio de Tonila, a unos 9 kilómetros al sureste del cráter, dijeron que las explosiones son visibles con llamaradas en la cima algunas noches, pero ellos están acostumbrados y las 15 familias que ahí viven lo asimilan como parte del paisaje. Sin embargo, saben que podría incrementarse la actividad y habría que evacuar la zona.

Debido a erupciones que ocurrieron en 1999, los pobladores dejaron sus viviendas como parte del plan de emergencia y pudieron regresar una vez que se estabilizó la actividad, recordaban los vecinos.

La recomendación para los habitantes de la zona aledaña al volcán es evitar echar las cenizas al drenaje porque puede taparlo, cubrir los recipientes de agua con objetos que impidan la entrada de ceniza y cuidar las vías respiratorias, usando incluso cubrebocas.

Actividad reciente

Enero 2013: explota domo de Volcán El Colima, provocando el desprendimiento de la capa superior que lo recubría

Noviembre 2014: explosiones constantes ocurren con periodicidad de 24 horas aproximadamente