Vigilan IMSS para evitar el comercio ambulante

La Dirección de Comercio de Monterrey continuará realizando operativos en la unidad médica de Félix U. Gómez debido a que los comerciantes acudieron hoy con la intención de seguir trabajado.
El miércoles se retiraron cuatro puestos de comidas.
El miércoles se retiraron cuatro puestos de comidas. (Foto: Agustín Martínez)

Monterrey

Para evitar que los vendedores de alimentos vuelvan a instalarse, la Dirección de Comercio de Monterrey mantiene vigilancia constante afuera de la unidad médica del IMSS, en la avenida Félix U. Gómez.

La mañana del miércoles, los inspectores retiraron cuatro puestos en los alrededores de ese complejo, pero horas más tarde los comerciantes informales volvieron a colocarse.

Lo anterior motivó un nuevo operativo de desalojo y a mantener vigilada la zona, pues los vendedores no cuentan con los permisos municipales correspondientes.

El jueves por la mañana se pudo observar que, nuevamente, los oferentes tenían la intención de poner sus puestos, y mantenían sus mercancías en camionetas.

Refrescos, pan y ollas con alimentos, así como tanques de gas, estufas y comales, tuvieron que quedarse en las respectivas unidades.

Una persona allegada al operativo de la Dirección de Comercio indicó que la vigilancia tendrá que continuar en el lugar, pues las personas no están dispuestas a dejar su fuente de trabajo.

Fuera de entrevista indicó que están conscientes de que los comerciantes requieren llevar el sustento para sus familias, pero deben respetar los reglamentos y conducirse con legalidad.

Fue el miércoles a partir de las 6:30 horas cuando fueron desalojados los cuatro puestos, dos de los cuales estaban afuera de la clínica 33, otro frente a la clínica 2 y el restante por la calle G. Torres.

Trascendió que los vendedores mostraron supuestos amparos, pero de cualquier modo les incautaron parte de sus productos, los cuales tuvieron que recoger más tarde en las oficinas de Comercio.

Fueron las quejas constantes de empleados y derechohabientes del IMSS lo que originó la intervención del municipio, pues los vendedores obstaculizaban gran parte de las banquetas con sus puestos, hieleras, mesas y estufas.