Ejido de Viesca se parte en dos

El suceso lo ocasionó una zanja de al menos medio kilómetro de longitud, 3 metros de ancho y con 20 metros de profundidad que se puede percibir en los campos de cultivo.

Viesca, Coahuila

Las lluvias que ocurrieron el fin de semana pasado causaron estragos difíciles de reparar en viviendas del ejido Mieleras del municipio de Viesca.

En predios colindantes del Río Aguanaval, al sur de la ciudad, tres viviendas se partieron a la mitad a consecuencia de una grieta que atraviesa dos campos áridos y tres fincas.

Temen que la abertura de la tierra se haga más grande y más profunda

Se trata de una zanja de al menos medio kilómetro de longitud, 3 metros de ancho y con 20 metros de profundidad en los espacios abiertos. Incluso se puede apreciar un poco de humedad en su interior.

La falla ha provocado que tres familias ya no habiten en sus casas y vivan debajo de los árboles, pues temen que de un momento a otro, los hundimientos se extiendan en los próximos días.

Según los habitantes, cerca de las 4 de la madrugada del sábado se escuchó un fuerte estruendo. Horas después apreciaron como la grieta atravesaba baños, pasillos y habitaciones, aún cuando cuentan con cimientos de concreto.

Hasta el momento, ningún representante del municipio de Viesca han acudido a supervisar las consecuencias del fenómeno, sólo Protección Civil de Coahuila sugirió desalojar las viviendas, sin embargo no ha ofrecido otra alternativa o albergue.