Vienen mejores tiempos para la industria farmacéutica mexicana

 La industria se encuentra en un proceso muy importante en cuanto a la posibilidad de encontrar nuevos mecanismos y esta trabajando  en un programa permanente con la Cofepris.
Dagoberto Cortés Cervantes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).
Dagoberto Cortés Cervantes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma). (Guillermo Gómez Pastén )

Puerto Vallarta

El hecho de que los protocolos de investigación se estén dando en tiempos cortos atraerá más inversiones al país, aseguró Dagoberto Cortés Cervantes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma),  durante la XXIII Convención de esta industria que se lleva a cabo en Puerto Vallarta.

Destacó que la industria farmacéutica en este momento se encuentra en un proceso muy importante en cuanto a la posibilidad de encontrar nuevos mecanismos a través de los cuales pueda ser mucho más competitiva.

Además de satisfacer el mercado interno, lo más importante es que trabaja en un programa permanente con la Cofepris, para que los registros sanitarios puedan tener una aceptación tácita en otros países.

“Lo que le ha pasado a la industria farmacéutica establecida en México, es que hemos tenido muchos problemas para poder exportar nuestros productos, porque nuestros registros sanitarios no tenían la calidad y el posicionamiento que hoy le da a nuestros registros el hecho de que la Cofepris haya sido reconocida como agencia de referencia regional”.

De tal manera, los registros que lleven el sello de la Cofepris, tienen una connotación diferente, inclusive ya se tienen casos muy explícitos, como Colombia, El Salvador, Ecuador y Argentina, donde los registros sanitarios mexicanos ya tienen un reconocimiento.

Esto hace que los productos se puedan registrar muy rápidamente en estos países, lo que obviamente permite ir ampliando el panorama de la industria establecida en México, “para poder exportar un rezago que se traía desde hace mucho tiempo”.

Dijo que dos grandes retos que tiene actualmente la industria farmacéutica son el poder abrir las fronteras para exportar productos fabricados en México y que el país se pueda convertir en un polo de desarrollo, desde el punto de vista de innovación tecnológica.

“Estamos trabajando mucho con el gobierno estatal y federal para poder acercar a México las investigaciones clínicas que hoy se están haciendo en otros países; tenemos todo, tenemos talento, tenemos recursos, pero lo más importante es que tenemos lineamientos oficiales muy claros que permiten que los protocolos de investigación, que antes tardaban mucho tiempo en aprobarse”.

Refirió que existe un proceso muy ágil y dinámico, que permite que los protocolos de investigación se puedan aprobar en tiempos muy cortos, lo que hace que México pueda ser incluido en protocolos de investigación multicéntricos de los cuales anteriormente quedaba excluido, precisamente por los largos tiempos de espera.