Entendiendo el sentido de la vida de Víktor Frankl

El doctor Roberto Gamaliel Saldívar hizo un análisis del trabajo del neurólogo, psiquiatra y sobreviviente del Holocausto, plasmado en su libro "El hombre en busca del sentido".
Neurólogo y Psiquiatra Víktor E. Frankl.
Neurólogo y Psiquiatra Víktor E. Frankl. (Milenio Digital)

Tampico

Cuando se tiene un por qué, siempre se encontrará un cómo. Nos preguntamos qué pasa con toda la sociedad, pero no buscamos dentro de cada uno de nosotros, se ha ido perdiendo el sentido de la vida", expresó el doctor Roberto Gamaliel Saldívar Silva en la sesión del Club del Libro.

Señaló que debemos conocernos plenamente para saber cómo estamos y qué necesitamos, alcanzar ese control interno porque el primer punto "soy yo" y tenemos que preguntarnos"¿estoy haciendo algo que valga la pena?"

Destacó que "si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento", tal como lo hizo ver el Neurólogo y Psiquiatra Víktor E. Frankl.

Este último, es el autor del libro "El hombre en busca del sentido" que describe su vida como prisionero en campos de concentración nazis, donde murió toda su familia y se salvó de ser asesinado, pero a pesar de los horrores vividos, no perdió el sentido de la vida.

La narración, escrita desde su perspectiva como psiquiatra, expone que, incluso en las condiciones más extremas de deshumanización y sufrimiento, el hombre puede encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual.

Esta reflexión le sirvió a Frankl para confirmar y terminar de desarrollar la Logoterapia, método de tratamiento psicoterapéutico, que desde el espíritu, se centra en la búsqueda de sentido.

En el análisis de este libro, el doctor Gamaliel Saldívar, quien es especialista en Tanatología, enfatizó que Víctor E. Frankl halló por él mismo el sentido de la vida, de su vida, única e irrepetible.

En los campos de concentración las preguntas eran: "¿Qué hice para vivir esto?", "¿Vale la pena seguir viviendo así?" y veían el suicidio como una opción, hasta que renacía la esperanza y la convicción de que sí valía la pena seguir viviendo porque algún día saldrían a reencontrarse con su familia y a reír con sus amigos.

"Era la esperanza la que los mantenía con vida. Quien tenga un porqué para vivir, siempre tendrá un cómo", expresó Saldívar Silva en la lectura del libro, donde participó como moderadora la ex diputada federal y local, Beatriz Collado y presidió la profesora Rosario Osuna Lizárraga.

"El libro nos hace ver que aún en las peores circunstancias la vida vale la pena vivirla, los prisioneros tenían dos razones primordiales en su corazón y en su mente, regresar a sus casas y encontrarse con sus seres amados, abrazarlos", comentó el doctor Roberto Gamaliel.

Y agregó: "La conciencia señala el sentido, los valores son verdades profundas que se convierten en los cimientos de la vida. ¿Qué es entonces la verdad?, es como la voz interior, esto lo dice Gandhi y esa verdad está en cada uno de nosotros".

"Es encontrar la brújula, no es por qué, sino para qué, para qué voy a usar mi sentido de vida, para qué voy a usar mi sentido de responsabilidad, para qué voy a trabajar, no es el cómo, sino para qué".

Dijo que "no es con quién vayas en la vida, sino para qué vas con esa persona, encuéntrale sentido a ese acto de vida, el porqué estás ahí en ese momento y en ese lugar y ese es tu sentido de vida.

El tanatólogo reiteró que el sentido último es la fe, ahí se fundamenta todo. Es importante la voluntad, el autodescubrimiento, la elección, la responsabilidad y auto trascendencia.