Intelliswitch deja a Torreón a oscuras

Vicente Aldape, propietario de la empresa, dio la orden para desconectar los equipos reguladores del sistema de alumbrado de la ciudad, ya que el municipio debe once millones de pesos.
Vicente Aldape dio la orden para desconectar los equipos reguladores del sistema de alumbrado. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El propietario de la empresa Intelliswitch, Vicente Aldape Ayala, ordenó desconectar los equipos reguladores del sistema de alumbrado público de Torreón, ante la falta de pago del municipio, lo que afectó el funcionamiento de las luminarias.

"Vamos a terminar de desconectar las 35 mil luminarias, de las 50 mil que hay en Torreón".


A partir de este jueves se desconectaron los equipos, iniciando por los que se encuentran en el primer cuadro de la ciudad, que representan cerca de mil, y se continuará este viernes con el resto, hasta llegar a las 35 mil luminarias.

El representante de la empresa señaló que si dejan a oscuras por completo a la ciudad, emitirá un desplegado a nivel nacional explicando la situación, donde responsabiliza directamente al tesorero municipal, Pablo Chávez Rossique, ya que existía un acuerdo de pago con el ayuntamiento, con fecha límite hasta el 30 de noviembre, para liquidar un adeudo de seis millones de pesos.

Explicó que el tesorero se comprometió a pagar para la fecha pactada una parte importante de la deuda, sin embargo sólo emitió un abono de 600 mil pesos, que representa una mensualidad.

Los seis millones de pesos corresponden solo al pasivo que mantiene el ayuntamiento a julio, ya que para el 30 de noviembre la deuda suma 11 millones.

El tesorero aseguraba que los pagos eran realizados

"Ya me canse de que me digan mentiras. El que me está diciendo mentiras es el Tesorero, Pablo Chávez".

Por su parte, el tesorero municipal Pablo Chávez Rossique aseguró en su última entrevista, que el ayuntamiento pagaba regularmente a la empresa y se había cubierto el 70 por ciento de la deuda en los últimos tres meses. De acuerdo con el funcionario, se liquidaría la totalidad del pasivo antes del término de la actual administración.

La empresa está encargada del arrendamiento, mantenimiento y reparación de equipos reguladores y ahorradores de energía instalados en los circuitos de la red de alumbrado público de la ciudad. Se trata de 590 equipos que prenden y apagan el servicio, y reducen la energía eléctrica en forma automática.

Tras tener problemas para el pago desde marzo de 2012, la empresa emitió un oficio el 16 de agosto de 2013, en el que notifica la terminación de contrato y el requerimiento de la liquidación del adeudo, más la Contraloría interfirió solicitando un plazo mayor.

Ante el incumplimiento, la empresa dejó por un tiempo de dar mantenimiento a los equipos. Cabe señalar que el uso de los ahorradores es un requisito de la Comisión Federal de Electricidad.