En Matamoros viven crucifixión de Jesús de Nazaret

Alrededor de las 10 de la mañana inició el Viacrucis en las inmediaciones de la parroquia de Nuestra Señora del Refugio, actuaron al menos 120 muchachos con el apoyo de 70 adultos de la localidad.
El personaje de Jesús de Nazaret fue representado por el adolescente Guillermo Alaí Contreras González de 15 años de edad.
El personaje de Jesús de Nazaret fue representado por el adolescente Guillermo Alaí Contreras González de 15 años de edad. (Lilia Ovalle)

Matamoros, Coahuila

Con una representación donde participaron niños y adolescentes, miles de católicos vivieron la crucifixión de Jesús de Nazaret en esta ciudad.

Fue a partir de las diez de la mañana cuando inició en las inmediaciones de la parroquia de Nuestra Señora del Refugio la representación de la muerte de Cristo, donde actuaron al menos 120 muchachos con el apoyo de 70 adultos de la localidad.

En esta ocasión el personaje de Jesús de Nazaret fue representado por el adolescente Guillermo Alaí Contreras González de 15 años de edad, quien debió prepararse durante todo un año para poder no sólo actuar el papel sino acondicionar su cuerpo y cargar una cruz con un peso superior a los 30 kilogramos.

Esta representación de la muerte de Cristo tiene una antigüedad en la ciudad de 25 años y para este 2015 consideraron autoridades comisionadas a rubro de Protección Civil, acudieron alrededor de 2 mil 500 personas.

De esta manera el grupo de jóvenes de la parroquia en mención, entre los cuales destacó la participación de Carolina Pérez Vega como la virgen María, Guadalupe Pérez Escobar como María Magdalena, Carlos Alberto Martínez quien interpretó a Poncio Pilatos y Gustavo Adolfo Sánchez a Herodes, realizaron la procesión que abarcó aproximadamente 4 kilómetros.

Informaron autoridades eclesiales que se invirtieron aproximadamente 8 mil pesos en la escenografía en tanto que se realizaron actividades durante todo el año para conseguir recursos y realizar los vestuarios.

Con un sol resplandeciente, la procesión acompañada de civiles con sombrillas, avanzó lentamente sobre la avenida Cuauhtémoc y giró en la calle Niños Héroes recorriendo las vialidades más céntricas hasta llegar al predio conocido como El Calvario para cumplir con una de las actividades más trascendentes de la comunidad católica en el municipio.

Esta representación de la muerte de Cristo tiene una antigüedad en la ciudad de 25 años y para este 2015 consideraron autoridades comisionadas a rubro de Protección Civil, acudieron alrededor de 2 mil 500 personas entre las cuales destacó la asistencia de mujeres y menores de edad.

Cabe mencionar que al menos una decena de personas sufrió golpes de calor y deshidratación, motivo por el cual paramédicos de la Cruz Roja debieron concentrarse en la población civil, aunque también hubo jóvenes actores que sufrieron los efectos del sol incandescente.