Patrimonio de 77 años de historia en Gómez Palacio

El párroco Guillermo Leaños enfatiza que ni en los momentos de mayor violencia e inseguridad en la región, la gente dejó de participar en el Vía Crucis de Santa Rosa de Lima.
Feligreses de Gómez Palacio.
Patrimonio de 77 años de historia en Gómez Palacio. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

El Vía Crucis más antiguo de la Región Lagunera se efectuará en su 77 edición de manera ininterrumpida.

En la iglesia de Santa Rosa de Lima a partir de las 10:30 horas, todo está listo para llevar a cabo el evento tradicional el cual está considerado como Patrimonio Cultural por el Consejo Nacional de Cultura (Conaculta) a nivel nacional.

La vigilancia se llevará a cabo en coordinación con Protección Civil, Vialidad, Seguridad Pública, Mando Único, Bomberos, Prevención Social y Salud.

El párroco de la iglesia, Guillermo Leaños Méndez mencionó que para el emblemático evento católico en La Laguna, la formación se realiza durante todo el año, y en enero se intensifica la preparación tanto de manera espiritual como material.

Para el Vía Crucis de Santa Rosa se esperan una participación de diez mil espectadores.

Debido a la importancia que tiene el Vía Crucis, desde hace aproximadamente seis años que se convirtió en Patrimonio Cultural, primero a nivel regional en Durango, posteriormente en el país.

Durante la escenificación a través de sus 14 estaciones, se prevé una participación de aproximadamente 60 personas. Las personas empiezan a llegar a las 10:00 de la mañana.

Desde hace ocho años al frente de la parroquia, el padre Guillermo Leaños mencionó que continúa con el trabajo que otros sacerdotes comenzaron.

Resaltó que la participación de los vecinos de una de las colonias más emblemáticas de Gómez Palacio como es Santa Rosa, es de resaltar, pues pese a los momentos de crisis, cuando la situación en la ciudad era complicada debido a la violencia que se vivía, nunca dejaron de participar.

En sus 77 años de efectuarse, el Vía Crucis se ha hecho de forma ininterrumpida.

“La gente se vuelca por la fe, necesitan encontrar una razón de ser, de su existencia ante la problemática y la encuentran en Jesús”, enfatizó.

Se reiteran las recomendaciones a las personas que asistirán y lo hagan con lo necesario para protegerse del sol, además de hidratarse bien y llevar agua.

La vigilancia del Vía Crucis que estiman con una duración de dos horas, se llevará a cabo en coordinación con Protección Civil, Vialidad, Seguridad Pública, Mando Único, Bomberos, Prevención Social y Salud.

Además en el trayecto se instalarán tres puestos ambulatorios por parte de Cruz Roja y Salud Municipal.

Este año, el municipio proporcionará agua para los asistentes.

Entre los principales problemas de salud que atienden y comúnmente se presentan en el Vía Crucis se encuentra el que la gente acude sin haber ingerido alimentos o a consecuencia de enfermedades crónicas, no toman su medicamento.