Vía Crucis de la Catedral de Guadalupe llama a la reflexión

Debido a un problema de salud, el Obispo de Gómez Palacio, José Fortunato Álvarez no pudo acudir. 50 actores dieron vida al escenificación que terminará en el Cerro de la Pila.
Vía Crucis de la Catedral de Guadalupe en Gómez Palacio.
Vía Crucis de la Catedral de Guadalupe en Gómez Palacio. (Isis Rábago)

Gómez Palacio, Durango

A partir de las 10 de la mañana se puso en marcha el Vía Crucis de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, encabezado por el Padre Julio Carrillo Gaucín, administrador general de la Diócesis de Gómez Palacio, quien llamó a los fieles a reflexionar en este Viernes Santo donde se celebra la Pasión y Muerte de Jesucristo.

Alrededor de 50 actores dieron vida al Vía Crucis y como hace 14 años Jesús de Nazareth fue representado por Jorge Núñez y en el de papel de María, madre de Jesucristo, estuvo Cristal Marchand, quien desde hace cinco años representa este personaje.

"Este día es de reflexión y oración para todos los cristianos, es un día muy especial" expresó.

Carrillo Gaucín también invitó a las personas al recogimiento y evitar los excesos, principalmente aquellos que tuvieron la oportunidad de salir de vacaciones y no olvidarse de este acontecimiento.

Antes al inicio del Vía Crucis en la Plaza de Armas de Gómez Palacio, realizaron una representación infantil en la qué participaron niños de la catequesis.

Se contó con la participación de 50 personas en la escenificación del Vía Crucis y alrededor de seis mil asistentes, sin embargo ante el ambiente favorable que se vive, se observó un incremento de la afluencia al llegar al Cerro de la Pila, en donde se efectuó la Crucifixión, lo anterior debido a la necesidad que existe de acompañar a Jesús en la Pasión.

"Hay un ambiente desde el año pasado muy favorable, como que la gente sale con más confianza, además de madurar nuestra fe, a veces estos acontecimientos nos mueven el corazón y a expresar nuestra fe, a acompañar muy de cerca la Pasión de Jesús, la cual no ha terminado, sigue presente en muchos enfermos, muchos ancianos solos, personas ultrajadas, mujeres violentadas", expresó.

El recorrido del Vía Crucis con sus 14 estaciones se realizó en alrededor de cuatro kilómetros, partiendo de la Catedral hasta el Cerro de la Pila y duró aproximadamente una hora y media.

El Padre Julio Carrillo mencionó que una de las enseñanzas del Vía Crucis, no es solamente una forma de contemplar la Pasión, sino saber qué estamos haciendo para que no haya más crucificados en la sociedad y familias y que todas las personas que sufren encuentren a un buen Simón Cirineo que los ayude a cargar su cruz, su soledad, pues con el apoyo de alguien, es más fácil salir adelante.

Luego de concluir con el Vía Crucis, en la tarde se realizó la Pasión del Señor y el Rosario del Pésame.

Debido a un problema de salud, el Obispo José Fortunato Álvarez Valdez no pudo acudir al Vía Crucis, sin embargo se espera su presencia en los eventos posteriores correspondientes a esta Semana Santa.