Dos funcionarios de Guadalajara detenidos por amenazar a policía

Los detuvieron por proferir insultos a los policías y generar una falsa alarma que ocasionó la movilización de otros elementos de seguridad. 
Los tres elementos fueron puestos a disposición de una agente del Ministerio Público quien determinará la situación jurídica de los uniformados.
Verónica Álvarez insultó a los policías pero fueron detenidos y remitidos con un juez municipal. (Mariana Hernández León )

Guadalajara

Tres personas fueron detenidas la madrugada de este jueves por elementos de la policía municipal, dos de ellos trabajadores del Ayuntamiento de Guadalajara; se les encontró fuera de un negocio con la cortina a medio abrir, por lo que, ante la actitud sospechosa, se les pidió identificarse como parte de una revisión rutinaria. Los detuvieron por proferir insultos a los policías y generar una falsa alarma que ocasionó la movilización de otros elementos de seguridad. 

 

 Verónica Álvarez Arredondo, quien es asesora de regidores priistas, fue detenida junto con los otros dos hombres, alrededor de las 2.30 y 3.00 am de este jueves. Las tres personas fueron abordadas por la policía cuando los vieron en el exterior del negocio y al parecer, la  asesora amenazó a los elementos al decir que trabajaba en la policía municipal y después con el alcalde, por lo que los iban a correr.

 

 El secretario de Justicia Municipal, Enrique Velázquez informó que hubo un altercado ligero, y Verónica Álvarez insultó a los policías; fueron detenidos y remitidos con un juez municipal.  

 

A la asesora, quien está vinculada con el PRI municipal, la multaron con 5 días de salario mínimo; el otro hombre, Martín Méndez Mares, quien recibió una multa de 10 salarios mínimos, no trabaja en el ayuntamiento, pero generó una falsa alarma al pedir auxilio a la policía señalando que iban a ser objeto de un asalto. El otro hombre, Carlos Álvarez Arredondo, quien en la nómina del ayuntamiento aparece como colaborador en el Ayuntamiento de Guadalajara, no obtuvo multa.

 

Los tres fueron liberados alrededor de las 9.30 am. El incidente sucedió en el local ubicado en la calle López Cotilla, entre Arcos y Miguel Castaños.