Verónica Navarro se retira de la gimnasia

Una lesión que la mantuvo lejos de la alfombra durante varios meses, fue lo que originó que tomara la decisión de dejar el deporte de Alto Rendimiento; ahora ya planea nuevos retos.
Verónica Navarro tuvo su mejor momento en el 2010 cuando brilló en toda competencia
Verónica Navarro tuvo su mejor momento en el 2010 cuando brilló en toda competencia (Francisco Pineda)

Tampico

La mejor gimnasta que ha dado Tamaulipas, Verónica Alejandra Navarro Blizzard, dio a conocer que el fin su carrera deportiva como competidora ha llegado luego de no recuperarse en su totalidad de la lesión que sufriera en el año 2012, después de su participación en la Olimpiada Nacional en Puebla.

La ex seleccionada nacional, confirmó que no participará más, dadas las molestias que sintió durante el último evento oficial en el que participó, el estatal con sede en el Polideportivo Tampico.

Verónica Navarro inició a competir desde el año de 1996  y hasta el 2014, dejó una marcada huella al ser una de las competidoras más destacadas en el ámbito nacional e internacional, donde resaltan logros en Campeonatos Panamericanos, Juegos Centroamericanos y del Caribe y Olimpiada Nacional.

“Estoy contenta de haber cumplido con mi etapa como gimnasta”. El 2013 fue un año complicado para la atleta tampiqueña, pues estuvo lleno de pruebas y experiencias de las cuales se mostró agradecida por haber aprendido y crecido como ser humano. “En el deporte fue un año difícil ya que pase una temporada fuera de lo que es mi pasión, pero tuve la oportunidad de estar con mi familia, amigos y personas a las cuales aprecio mucho”.

La tamaulipeca se lesionó después de participar en la Olimpiada Nacional del 2012 en Puebla, donde obtuvo dos medallas de oro y una de plata,  tuvo una rehabilitación bastante fuerte, pues fueron seis meses sin practicar ningún movimiento y con ello perdió tiempo para poder estar de vuelta y continuar con las aspiraciones de llegar a su tercer campeonato Centroamericano.

“Dejar lo que es mi pasión, fue una decisión muy difícil pues ha formado parte de mi vida; fueron 18 años, pero estuve con la lesión mucho tiempo sin entrenar, claro que el tiempo se va y no se recupera, hice el intento de regresar, me resentía entrenando y pues bueno, ya quedaba poco tiempo para la competencia (Copa México, selectiva para Juegos Centroamericanos y del Caribe) y bueno llegó el momento”.

Segura de sí misma, quien fue Premio Estatal del Deporte de Tamaulipas en el año 2010, luego de sus logros en los JCC de Mayagüez el mismo año, afirma que se queda contenta con todo lo que pasó durante su estancia como gimnasta, pues fueron momentos muy emotivos.

“Por otro lado me quedo satisfecha. Me quedo con todas las experiencias que definitivamente forjan el carácter, no solo de un deportistas, sino de un ser humano, me quedo con muchos momentos de satisfacción que me dio este deporte”. 

La gimnasia le dio muchos aprendizajes, uno de ellos es el de hacer las cosas día a día, no dejar todo al final y que es de trabajo diario.“Lo que me marcó mucho fue lo de la lesión, creo esa es una mala experiencia, porque eso me enseñó a no dejar nada pendiente, decir que mañana se va a hacer algo porque realmente no sabemos si va a pasar y aprovechar día a día el hoy”.

Dijo que su despedida de la gimnasia no es del todo pues tiene en planes un buen proyecto todo enfocado al alto rendimiento.Fue sincera y dijo que asistir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, era una meta como gimnasta “obviamente hubiera sido muy bonito competir por mi país, que ya tengo participación en dos Juegos Centroamericanos realizados en donde me fue muy bien.

El hubiera no existe, ahora es borrón y cuenta nueva”.Se despide diciendo que en esta disciplina no se quedó con ganas de nada ya que vivió lo que le tocó vivir “más bien ahora trataré de plantear bien mis nuevos retos, como estudiante, como persona”.

Finalmente dijo que ya le dio las gracias al gobernador del estado Egidio Torre Cantú, por todo el apoyo que recibió para estar en cada una de las competencias ya realizadas y a todas las personas que tuvieron qué ver en su carrera deportiva.

“Agradezco primeramente a Dios, al gobernador, a Enrique De la Garza, a mi familia, a mis entrenadoras y a toda la gente que siempre estuvo al pendiente de mi carrera y apoyándome en todo momento”, finalizó.