Verificación universal sería la única opción

Los daños que está generando la contaminación de los autos obligan a un golpe de timón que empieza porque todos cumplan la ley.
La falta de información sobre la importancia de verificar su auto es uno de los problemas, señala académico.
La falta de información sobre la importancia de verificar su auto es uno de los problemas, señala académico. (Milenio)

Guadalajara

El relanzamiento de la verificación de autos en el área conurbada de Guadalajara y su aplicación verdaderamente universal en las 2.7 millones de unidades registradas en el estado de Jalisco, es el único camino serio para contener el deterioro de la calidad del aire en la atmósfera y sus consecuencias en morbilidad y mortalidad de los tapatíos, dijo ayer el vocero del Colectivo Ecologista de Jalisco, Mario Silva.

El también académico puso en relieve que “no hay opciones, y el gobierno del estado debe entrarle a fondo al tema, pues hay mucha evidencia técnica del desastre que se ha generado ante la falta de fuerza en la aplicación de la medida, que nunca contó con los mecanismos adecuados para ser una realidad, aunque la ley lo estableciera”.

De este modo, “se han convertido en tema tabú cualquier aspecto que refiera a la reducción del número de unidades que circulan por la ciudad […] debemos reconocer que medidas como el Operativo Salvando Vidas sí han inhibido los accidentes, y ahora con el tema de los celulares también se podrán lograr efectos positivos […] pero el tema de las emisiones es más complejo, y le falta información a la gente para que vincule esto con las infecciones respiratorias y sobre todo, su efecto en población de riesgo como menores o adultos mayores; además, la Semadet debe involucrar otras dependencias para lograr el éxito en el tema, como Movilidad o Finanzas”.

La población debe tener acceso a toda la información para que comprenda el sentido de una sanción, y no busque mecanismos para evitarla. También consideró necesario hacer un diagnóstico a fondo de los autos que no tienen convertidor catalítico, de manera que se vea el mejor modo de generar un cambio: no necesariamente darles un vehículo a cambio, “es mejor aún lograr que el ciudadano tenga opciones de movilidad no motorizada y de transporte público de calidad”, lo cual significa que hay que avanzar de modo paralelo para lograr una ciudad más amable con las personas y menos secuestrada por el auto particular.

:CLAVES

BAJO CUMPLIMIENTO

Contra un padrón total que creció de a 60 mil autos por año para pasar de 2.25 a 2.7 millones de unidades, solamente alrededor de 30 por ciento cumplieron de forma habitual. Los años con menos cumplimiento relativo: 2009 y 2014.

2009, 496,662 autos verificados.

2010, 762,472 autos verificados.

2011, 869,200 autos verificados.

2012, 957,313 autos verificados.

2013, 835,516 autos verificados.

2014, 682,747 autos verificados.

Fuente: Semadet