La verificación vehicular retrocede 5 años

La transición al nuevo modelo se alargó y ha perjudicado la posibilidad de mejorar el cumplimiento, pese a que todo propietario de auto debe verificar.
En 2014 se verificaron 540 mil 622 automotores, es decir, más de 100 mil vehículos menos que en 2013.
En 2014 se verificaron 540 mil 622 automotores, es decir, más de 100 mil vehículos menos que en 2013. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

A dos meses de que llegue a su mitad la actual administración estatal en Jalisco, la verificación de automotores, uno de los programas de prevención de contaminación más importantes, al ser los autos responsables de más de 90 por ciento de las emisiones a la atmósfera en el área metropolitana de Guadalajara, ha retrocedido en términos relativos a los niveles de cumplimiento de 2010, aunque su punto más bajo lo alcanzó en 2014, de acuerdo a estadísticas de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet).

Lo alcanzado en 2015 apenas alcanza a superar la estadística de 2009, que no alcanzó 500 mil autos verificados, pues se debe considerar que en esa anualidad existían unos 300 mil autos menos que ahora en circulación por la metrópolis. 

Las cifras del cierre de diciembre de 2015 de la Semadet señalan que se alcanzó un cumplimiento estatal global de 22.95 por ciento, con 730,785 verificaciones totales y 103,093 rechazos totales. Si se divide entre el área metropolitana, que aglutina dos tercios de los autos, y el resto de la entidad, las cifras son:
alrededor de 580 mil en los nueve municipios metropolitanos, y 150 mil en el resto de la entidad.

De este modo, se alcanza casi 29 por ciento de cumplimiento en la ciudad, que contrasta con 29.5 por ciento logrado en 2010. En 2014, el cumplimiento relativo fue el más bajo desde 2009, con apenas por arriba de 26 por ciento. 

Así, las cifras de desempeño de este programa se matienen por abajo de la mediocridad.

Una explicación reiterada es que el impasse* en la verificación se debe a que se está implementando un cambio en el programa, que consiste en retirar concesiones a unos 600 talleres que operan actualmente, y que afinan al mismo tiempo (lo que los hace juez y parte den el proceso), para abrir centros de verificación (verificentros) que permitirían garantizar la autonomía del programa. Un segundo cambio es que se pasaría de una verificación “estática” a cuatro gases, a una “dinámica” a cinco gases.

Lo cierto es que el nuevo programa se ha postergado por casi un año. Una versión extraoficial es la gran presión que ejercen algunos oligopolios que controlan estos procesos en ciudades como Tijuana, Puebla y la Ciudad de México, caso en particular del empresario y político Jorge Kahwagi Macari. Sin embargo, la titular de la Semadet, Magdalena Ruiz Mejía, ha negado que exista tal posibilidad (ver MILENIO JALISCO, 10 de agosto de 2015).

De este modo, 2016 comienza con el viejo programa vigente. Ruiz Mejía señaló en diciembre pasado que se hará una campaña intensiva de infracciones a todos quienes omiten este procedimiento para mejorar de forma sustancial las cifras. No hay hasta ahora una fecha para que entre en vigor el nuevo esquema.
“La verificación vehicular es una actividad obligatoria para todos los ciudadanos del Estado de Jalisco según lo establecido en el acuerdo ACU/SEMADES/03/2012. Dado lo anterior recae una importante parte del control de emisiones a la atmósfera en la población usuaria de vehículos automotores, sin embargo por diversos aspectos técnicos, sociales, educativos y de manejo de información, el programa no ha logrado tener el efecto esperado en su cumplimiento”, señalaba, apenas en noviembre de 2015, el Informe anual de la calidad del aire 2014 de la Semadet, el último que se ha publicado en el tema.

“Para el 2014 se presentó una desfavorable reducción en el número de verificaciones realizadas en comparación con años anteriores, evidenciándose aún más una oportunidad para la mejora no sólo de la comunicación y difusión acerca de la importancia del proceso de verificación vehicular, dada la contribución de esta fuente de emisiones atmosféricas en el área metropolitana, sino a intervenir de manera radical en la concepción y operación del programa”, subraya. Esas condiciones no han variado hasta ahora.  Y si se suma a que casi uno de cada cuatro autos que circulan en la ciudad no tiene siquiera tecnología de catalizador, lo que remediará la verificación universal, en caso de lograrse, será apenas una parte de las emisiones totales de los autos.


Verificación en Jalisco

Padrón vehicular por año en Jalisco:

2010, circulaban 2,829,142

2011, circulaban 2,854,272

2012, circulaban 2,853,594

2013, circulaban 2,966,631

2014, circulaban 3,076,224

Verificaciones en el área metropolitana de Guadalajara

2009, se verificaron 494,653 automotores

2010, se verificaron 535,838 automotores

2011, se verificaron 605,228 automotores

2012, se verificaron 680,816 automotores

2013, se verificaron 665,991 automotores

2014, se verificaron 540,622 automotores

 

Fuente: Informe 2014 de la calidad del aire de la Semadet, noviembre de 2015