Exigen atender aguas negras en Filadelfia

Vecinos del fraccionamiento de Gómez Palacio, demandan a la presidencia municipal, atención y seguimiento de las deficiencias que se presentan en servicios como el drenaje, seguridad, entre otras.

Gómez Palacio, Durango.

El Comité de Vecinos del Fraccionamiento Filadelfia de Gómez Palacio, demandó del ayuntamiento la atención y seguimiento de las deficiencias que se presentan en servicios como el drenaje, donde afloran las aguas negras.

Mayor señalización y nomenclatura, así como la rectivación de la caseta de policía ante la serie de robos a casa habitación que se ha presentado en los últimos meses.

El presidente de este organismo social, Gerardo Nolazco, agregó que desde el 15 de junio le hicieron llegar al despacho del presidente municipal, un pliego petitorio en el que se le da una radiografía de las deficiencias que se tienen no de ahora, sino de muchos meses atrás en este sector habitacional, con más de 40 años.

En este pliego los vecinos demandaron señalización, fortalecer la nomenclatura de calles, un semáforo en el cruce de Ingenieros y avenida Filadelfia, así como el bulevar Francisco Villa.

Dijo que la desesperación de los colonos es porque en noviembre del 2015, se le hizo llegar un primer oficio y tampoco se ha tenido respuesta de parte de la presidencia municipal, por lo que sólo exigen que se atiendan los requerimientos por parte de dependencias municipales como Sideapa, Parques y Jardines y de la propia Dirección de Seguridad Pública.

Acompañado por unos 15 vecinos que conforman la directiva, el representante dijo que tras la época de la violencia en Gómez Palacio, fue retirada y cancelada la caseta de vigilancia ubicada en la plaza de la rotonda, pero que ahora tras la recuperación de la paz, desean que el municipio considere su reapertura con la presencia policial y una patrulla.

También piden bordos en la calle Horacio Rentería, asi como en avenida Doctores, avenida Ingenieros y calle Natalia Díaz. La rehabilitación de camellones, lo mismo que regular a vendedores ambulantes que invaden banquetas y poner en orden a taxistas, entre otros.

Otro factor de reclamo fue el brote de aguas negras en varias calles y avenidas del sector, pues aseguran que la capacidad de la red de drenaje fue rebasada y al no hacerse las reposiciones necesarias, ahora el agua sale por las alcantarillas, generado olores pestilentes.