Vecinos temen vivir en áreas de ductos de Pemex

En Altamira exigen explicaciones a Profepa y la paraestatal por daño en el Champayán
El derrame de crudo afectó kilómetro y medio.
El derrame de crudo afectó kilómetro y medio. (Yazmin Sanchez)

Altamira

Residentes del fraccionamiento Laguna Florida protestaron contra la Procuraduría Federal de Protección al ambiente y contra Petróleos Mexicanos, pues argumentan que hasta el momento no se les ha proporcionado información referente a la fuga de crudo que se originó en su colonia, por lo que están preocupados ya que están rodeados de equipo de la paraestatal y están en riesgo 5 mil personas.


Reportan que la fuga ya originó mortandad de peces en la Laguna de Champayán,  y que no les han explicado el estado que guardan las instalaciones que rodean al sector. Hasta el momento la Profepa guarda silencio sobre la contaminación en el cuerpo de agua.
Unos 20 trabajadores de Pemex están laborando en la laguna, se alcanzan a observar desde la calle principal del fraccionamiento. Hay cuatro lanchas que van y vienen recogiendo el lirio afectado por el crudo, y hay un camión que recoge los desechos por las noches.
A un costado hay personal de la Profepa, nadie dice nada pero se escucha que están acordando con personal de Pemex, hacer un recorrido por el dren pluvial que desemboca en la laguna y poder así dar con la emanación de crudo, pues la paraestatal reporta que no han encontrado la zona donde tiene lugar la fuga.


Mientras tanto una patrulla de la Sedena, una de policías militares y una camioneta de la Conagua hacen recorridos por la calle principal del fraccionamiento y llegan hasta el fondo. No se sabe que revisan, pero los vecinos aseguran que entran cada cuatro horas.


La situación alarma a los vecinos que esta mañana decidieron juntarse para quejarse contra la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y Pemex, pues desde que denunciaron la emanación de crudo no han recibido información de ningún tipo.


“Estamos asustados solo vemos que entran los soldados y que a cada rato entra la Profepa y la Conagua, vemos que trabajan en las lanchas y andan revisando instalaciones, pero no nos dicen nada, no hay personal que nos comunique qué pasa, ahora este es un problema de contaminación queremos que haya sanciones”, dijo la líder del sector.


Los vecinos aseguran que la zona que está rodeada por ductos de Pemex, y no se trata de una invasión, sino de un fraccionamiento que en su momento contó con los permisos para hacer la edificación. En total viven 5 mil vecinos, de ellos el 30 por ciento se dedica a la pesca en la laguna, y pese a la contingencia por crudo hay quienes están sacando producto y temen que se esté vendiendo contaminado.


“Aquí vivimos 5 mil personas, de las cuales el 30 por ciento se dedica a la pesca para consumo propio y para vender, hay quienes están sacando producto y así lo están vendiendo porque las autoridades no aclaran si hay o no una contingencia, y por eso nos están poniendo en riesgo a nosotros, pero además ya hay mortandad de peces”.


De acuerdo a la información proporcionada por Pemex hasta el momento no se ha encontrado el origen de la emanación, y pese a que se ha insistido con la Profepa hasta el momento no se ha dado una versión oficial sobre la afectación que existe en la Laguna de Champayán, la consecuencia de la contingencia, ni la sanción que se aplicará.