Vecinos piden rescatar área protegida de la barranca

Plantean la necesidad de un comité "consultivo y resolutivo" que enfrente caos urbano sin sujetarse a intereses inmobiliarios
Los vecinos de la barranca de Huentitán plantearon esta mañana la necesidad de retomar los proyectos de protección de la ceja de la barranca
Los vecinos de la barranca de Huentitán plantearon esta mañana la necesidad de retomar los proyectos de protección de la ceja de la barranca (Agustín del Castillo )

Guadalajara

Los vecinos de la barranca de Huentitán plantearon esta mañana la necesidad de retomar los proyectos de protección de la ceja de la barranca, que fueron abandonados cuando se impulsó la construcción de la presa de Arcediano, pues sus bienes naturales están en peligro de perderse ante la especulación inmobiliaria avalada institucionalmente por el Ayuntamiento de Guadalajara.

En conferencia de prensa, destacaron la importancia de las dos suspensiones judiciales que impiden la ejecución de fraccionamientos y espacios recreativos que no podrán ser autorizados al menos mientras se mantengan esos juicios ante el juzgado V de Distrito de esta ciudad y el Tribunal Administrativo del estado (TAE), la situación pone en aprietos a proyectos como Iconia, reciento ferial (para Fiestas de Octubre) y museo de la Barranca, además de las llamadas "casas huevito" que el propio ayuntamiento impulsa en terrenos municipales, señalaron Carlos Valentín Veyna, director del Instituto de Derecho Ambiental (Idea), y Alejandro Cárdenas Ochoa, presidente del Parlamento de Colonias.

En la conferencia leyeron un manifiesto: "estamos a favor de la protección, la rehabilitación y mantenimiento de la barranca de Huentitán; de sus cordones ecológicos y espacios verdes aledaños [...] en contra de los planes parciales de desarrollo urbano para el distrito urbano 03 Huentitán y subdistrito 04 Oblatos, porque consideramos están amañados por parte del gobierno municipal, no presentaron evaluación de impacto ambiental y no consideran los riesgos en que se ponen a los servicios socioambientales", sin dejar de lado la falta de socialización y la nula previsión de los efectos sociales que acarrean, dijo Guadalupe Presas, del Frente Unido por Huentitán.

Los vecinos exigen la adecuación de los planes con respeto del Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial (POET), abrir los espacios públicos para el goce de la población, y constituir un comité consultivo y resolutivo "integrado por las organizaciones de este frente, representantes de la autoridad municipal y estatal en materia de medio ambiente, desarrollo urbano y desarrollo social, además de académicos expertos en las mismas materias", con el objetivo de "crear un instrumento de comunicación participativa y deliberativa que dé dirección con sentido y no bajo las presiones de determinados intereses particulares", instancia que permitiría hacer diagnóstico preciso y dar soluciones reales a los desafíos urbanos que se plantean para la zona.