Vecinos desconocen función de una obra “interminable” en Coacalco

Los trabajos de más de dos años y medio no están explicados en el programa del Sapasac.
Dijeron que la introducción de drenaje es innecesaria en la zona.
Dijeron que la introducción de drenaje es innecesaria en la zona. (Especial)

Toluca

Los vecinos no saben la funcionalidad que tendrá una obra que lleva más de dos años y medio, y nadie sabe para cuándo se concluirá. Se trata de no menos de 50 metros de introducción de drenaje sobre la calle 2, entre las avenidas 2 y 3, de la colonia Ejidal, en la cabecera municipal de Coacalco.

"Que me consigan una chamba de esas", dice uno de los vecinos, en cuya vivienda están los montones de tepetate que todos los días están en un lugar y luego en otro, en las colindancias con un predio de enormes extensiones en el cual, según los habitantes, se ha tenido la intención de edificar casas.

Y es que, realizadas en la esquina, en las obras intervienen empleados del ayuntamiento que "a veces llegan sólo a desayunar, están dizque rascando o trabajando, y antes de las 2 de la tarde ya están comiendo, para casi inmediatamente irse.

"Así ha sido durante más de dos años, desde la administración pasada, y no puede uno dejar de sentir envidia pues los trabajadores se la pasan a gusto, pagados por el gobierno municipal, quizás no por su culpa, sino por una obra de lo que no sabemos para qué se está haciendo porque aquí tenemos drenaje", comentaron los residentes.

Eso es lo lamentable, refieren, pues además del derroche de recursos públicos en pago de personal y hasta de equipo -a veces han enviado maquinaria pesada para abrir la zanja-, no se sabe de la utilidad que tendrá para la comunidad.

Cabe decir que en el programa anual de obras del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Sapasac), la colonia Ejidal aparece como un punto de las acciones a realizar, pero estas se refieren a limpieza, mantenimiento y desazolve de siete barrancas, medidas para evitar "posibles desbordamientos e inundaciones".

En ese apartado se presupuestaron 210 mil pesos para beneficiar a una población estimada en 360 mil, cuando en todo el municipio no hay más de 178 mil habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El caso es que no hay ningún trabajo sobre introducción de infraestructura hidráulica en esa comunidad.

Los residentes se quejaron de que los apilamientos de tepetate y de tierra han deteriorado sus vehículos por las polvaredas, además de constituir un bloqueo permanente en los accesos de sus viviendas.

"Lo grave es que, como se puede ver, la obra va a continuar quizás hasta llegar a la calle de La Garita, frente al Tecnológico de Estudios Superiores, a un costado de todo el predio cercado", expusieron los afectados.