Vecinos denuncian que quieren edificar oficinas en área verde

El predio es de 7 mil metros cuadrados  y el alcalde de Atizapán de Zaragoza dijo que no se ha autorizado ninguna licencia.
Pedro Rodríguez.
Pedro Rodríguez. (Enrique Hernández)

Atizapán de Zaragoza

Vecinos organizados del fraccionamiento Lomas de Bellavista en Atizapán de Zaragoza, expresaron su preocupación ante la intención de la inmobiliaria FRISA de construir en un área verde de siete mil metros cuadrados edificios de oficinas.

En este sentido, el alcalde Pedro Rodríguez, dijo que a la fecha, no se han autorizado licencias de construcción para edificar sobre los siete mil metros cuadrados de superficie de áreas verdes del fraccionamiento. "No hay nada firme, son solo rumores", afirmó.

Luz Elena Vázquez y Etelvina Elena Vázquez, integrantes de la organización Damas y Solidarios de Lomas de Bellavista, expresaron su preocupación de la aparente intención de ocupar esta área verde con nuevas construcciones, pues se debe frenar el deterioro de nuestro fraccionamiento unifamiliar ante el inminente desorden en el crecimiento urbano y conservar sus ventajas generando una nueva cultura de convivencia".

Explicaron que la fraccionadora FRISA construyó Lomas de Bellavista, como un fraccionamiento modelo, aproximadamente en el año de 1969. Hasta la fecha, la Asociación de Colonos se ha preocupado por preservar y cuidar el Boulevard Bellavista, la limpieza del fraccionamiento y un parque que tiene la superficie que corresponde a las áreas de donación, parte de las obligaciones que el gobierno exigió a FRISA.

Junto con las áreas verdes de donación, también la fraccionadora prometió un área destinada a ser Club Deportivo lo cual nunca ocurrió. Sin embargo, el parque tuvo que ser exigido por los colonos para resarcir una obligación impuesta por las Leyes de Desarrollo Urbano y de esta manera FRISA se vio obligada a asumir su compromiso,

Acusaron que FRISA incumplió con la entrega de espacios sociales, desde que se construyó el fraccionamiento.

También mencionaron que desde noviembre de 2012, el entonces alcalde David Castañeda, recibió una solicitud del gobierno estatal para apoyar a los vecinos para el cumplimiento de la resolución emitida en el juicio administrativo 119/2012 que resuelve la demolición de la obra, ubicada en bulevar 22, del fraccionamiento Lomas de Bellavista.

Dijeron las vecinas que el tribunal resolvió demoler el centro comercial por incumplir los ordenamientos urbanos especificados en las licencias de construcción, por lo que superaron hasta en mil metros cuadrados su construcción y la altura del inmueble.