Vecinos de Coacalco demandan saneamiento de una barranca

Unas 350 familias de cinco colonias emplazaron al alcalde David Sánchez Isidoro para realizar  los trabajos de saneamiento de la barranca Los Acuales.

Coacalco

Unas 350 familias de cinco colonias de Coacalco emplazaron al alcalde David Sánchez Isidoro para realizar, a la brevedad posible, los trabajos de saneamiento de la barranca Los Acuales y de mantenimiento del parque Los Pirules, al afirmar que la salud de sus integrantes está en riesgo, pues esas zonas se han convertido en focos de putrefacción ante la acumulación de aguas negras.

En una carta signada por familias de las colonias Parque Residencial, Lomas de Coacalco, Bosques de Coacalco y Los Acuales, dirigida al edil y diversas instancias (Presidencia de la República y el gobierno del Estado de México incluidos), los vecinos se dicen afectados por "el abandono de la barranca y el mal manejo de las aguas residuales, al disponer su vertido y acumulación a cielo abierto y su represa aledaña al parque".

De acuerdo con lo expuesto por los vecinos en el documento, de continuar la acumulación de aguas negras "en estado de putrefacción, podrían ocasionar entre los habitantes de Coacalco serias enfermedades como el cólera o problemas en la piel o en los ojos, máxime cuando a unos cuantos metros de la misma se encuentra el kínder Doroteo Arango, con una importante matrícula de niños susceptibles de ser afectados”.

Le hacen ver al edil Sánchez Isidoro su extrañeza por este abandono, el cual “contraviene los preceptos del Bando Municipal relativos a la salvaguarda de la salud y la integridad de los habitantes de Coacalco.

Administraciones anteriores a su primer gobierno como presidente municipal tuvieron la responsabilidad y sensibilidad para mantener limpia la barranca, el parque y el luido de las aguas residuales, a in de no poner en riesgo la salud de los habitantes”.

Los residentes recordaron que el mal manejo de las aguas residuales ha provocado inundaciones en el parque y en decenas de viviendas, y que las mismas están a punto de desbordarse, advirtiendo que en la próxima lluvia intensa que se registre, el cauce podría desbordarse nuevamente.

Por todo ello, los vecinos demandaron sanear la barranca.