Valores y conducta se cimentan en los hogares

Programas aplicados recientemente en las primarias de la urbe industrial, deben mantenerse durante el año, dice supervisora.
La convivencia entre los menores debe ser constante.
La convivencia entre los menores debe ser constante. (sergio sánchez)

Altamira

La base principal del comportamiento de un niño en edad escolar inicia desde el hogar y es en la escuela en donde los maestros continúan con la labor de “pulir” y hacer de ellos personas de bien a través de diversas actividades deportivas, culturales y de participación social.Altamira cuenta con un total de 146 escuelas primarias, públicas y privadas, con una población de 27 mil alumnos, así lo da a conocer Lucina Bear, titular de la Supervisión 10 de escuelas primarias, quien afirma que programas como los que recientemente se realizaron en la mayoría de las escuelas, deben ser no solo de una semana, sino de manera constante.

“Lo que tratamos de hacer es que todas las actividades se hagan en conjunto bajo una misma finalidad; es un poco difícil porque se necesita la perseverancia de no dejarlo”, explica. “El que un padre de familia apoye a sus hijos, es una manera de demostrarles que los quieren, ahí hay una muestra de valores”. Dijo que lamentablemente la violencia se genera en el seno familiar, al igual que sus formas de conducta y eso hace difícil tratar de eliminarlas en las escuelas.Detalla que durante la semana de actividades promovidas por el Comité de Prevención de la Violencia, se hizo énfasis en que lo que ahí se expuso debe realizarse todo el año, y que se necesita que en sus casas se promueva constantemente con el fin de que tengan los logros que se requieren en el día a día, no solo de los menores de edad, sino en el nucleo familiar y haya así un cambio de estructura dentro de la sociedad actual, la cual por cierto se encuentras saturada de actitudes violentasm tanto en la vida diaria como en los programas televisivos y juegos electrónicos. “Así como se llevan a cabo las actividades dentro de la escuela, en el aula, dentro del patio, a la hora del recreo, es como se debe convivir a cada momento dentro de los hogares, pues solo así se cambia la mentalidad de cada uno de los integrantes de la familia”, culminó.