La Iglesia, en transformación para recuperar fieles: Valentina Alazraki

La periodista que ha convivido con cinco Papas que asegura, fueron necesarios para la sociedad

Guadalajara

Con miras a que la Iglesia Católica recupere fieles y su sentido de misericordia hacia la sociedad, el Papa Francisco tiene una estrategia de inclusión, servicio y nobleza, así lo dio a conocer la periodista Valentina Alazraki, quien durante 40 años ha dedicado su vida a informar sobre los principales acontecimientos del Vaticano

Previo a la conferencia que sostuvo con un centenar de tapatíos en la Expo Guadalajara, la decana del cuerpo de prensa vaticana, comentó que en los últimos 40 años se ha registrado una baja en el número de fieles que puede deberse a un avance "innovador" en sectas o congregaciones cristianas; a los escándalos sobre la pedofilia o los pocos avances en mentalidad respecto al paso del tiempo que ha sufrido la Iglesia.

"Las causas pueden ser varias: seguramente en los últimos años el escándalo de la pedofilia pudo haber provocado ciertas distancias entre los fieles y la Iglesia y que esto haya provocado pérdida de la credibilidad; una iglesia que a lo mejor no está al paso del tiempo, a lo mejor cerrada a la mentalidad de la sociedad, puede representar otro obstáculo", detalló.

Lo que el Papa Francisco quiere hacer para cambiarlo, dijo, es abrir la mente de la institución católica, que sea acogedora con todos, sin discriminación por raza o sexo, para conseguir la misericordia, y con este nuevo estilo, llamar al "acercamiento puro de las personas".

Por otro lado, aseveró que los cinco Pontífices que ha tenido la oportunidad de conocer han sido necesarios para el progreso de la sociedad. Juan Pablo II, que a su parecer, es quien marcó el rumbo de la Iglesia, gozó de un don de gentes, sabiduría y alegría que inspiró a millones de personas; Benedicto XVI, un gran teólogo que asumió las deficiencias, errores de comunicación y traición, específicamente de personas cercanas a él, fue importante para que con su carácter no tan cercano a la sociedad realizara cambios internos; y el actual, busca con su espontaneidad, libertad y lenguaje social, revolucionar de una forma más sencilla la institución.

"Francisco es un Papa humilde porque en lugar de querer llamarse Jesús II, se llamó Francisco. No es justo compararlos, porque cada uno ha tenido experiencias distintas: Juan Pablo era muy amiguero, toda su vida se la vivió en la calle; Benedicto es un gran teólogo sin experiencia pastoral", concluyó Alazraki, luego de mencionar que cada uno de los líderes católicos le externaron su alegría de que los mexicanos sean un pueblo de tanta fe y devoción.