Vacunarán a embarazadas contra la tos ferina en Tamaulipas

Esta enfermedad puede causar discapacidad permanente en los bebés, es por eso que el próximo años se iniciará con la campaña.
El sexo femenino tiene la decisión de no tener hijos hasta desarrollarse profesionalmente.
Vacunación a mujeres embarazadas (Especial)

Reynosa

Con el propósito de proteger la salud de los menores desde su nacimiento, la Secretaría de Salud en Tamaulipas iniciará el próximo año una estrategia para vacunar contra la tos ferina a todas las mujeres embarazadas, una enfermedad que puede causar discapacidad permanente en los bebés.

El secretario de Salud en el estado, Norberto Treviño García Manzo, refirió que con esta medida de prevención se espera que los infantes tengan menor riesgo de sufrir esta enfermedad, ya que a través de la madre se pueden transmitir los anticuerpos y los mecanismos de defensa.

Señaló que esta estrategia se ha dispuesto a nivel nacional, luego de que la mayoría de los casos registrados, han sido en niños menores de dos meses, los cuales todavía no están en el grupo blanco de vacunación.

"Estamos invitando a las mujeres de los 43 municipios para que se acerquen a los centros de salud, principalmente las mujeres embarazadas, a fin de que se les apliquen las vacunas y así puedan proteger inmunológicamente a sus bebés", dijo.

Explicó que estas medidas nacen a raíz de que el padecimiento está resurgiendo en el país, a consecuencia de que a partir del año 2000 se han presentado casos de tos ferina en Estados Unidos, situación que ha propiciado que en el país se incremente el número de casos en los estados fronterizos mexicanos.

Recordó que la tos ferina es una enfermedad infecciosa respiratoria que se manifiesta con fiebre, tos muy insistente que habitualmente genera vómito y dificultad respiratoria, principalmente.

Treviño García Manzo indicó que para reducir el riesgo de contraer este padecimiento, el Sector Salud recomienda completar el esquema de vacunación, vacunar a mujeres embarazadas y en caso de convivir con algún enfermo, utilizar artículos exclusivamente para el paciente.

Además de que las personas que atienden a los pacientes lleven a cabo acciones de desinfección en la habitación con agua hiperclorada, se laven las manos con agua y jabón o con gel antibacterial.

Dijo que cuando algún menor presente los signos mencionados, debe recibir la atención médica y evitar la automedicación, ya que esta enfermedad es curable.