REPORTAJE | POR ANAHY MEZA

Vacacionistas se van... escoltados

No quieren viajar solos; Paseantes regresan a sus lugares de origen

Se juntan caravanas de hasta 50 unidades, las ciudades de la frontera de Tamaulipas así como el estado de Nuevo León son los principales destinos. Parten a temprana hora del día acompañados de la Policía Federal.

Las caravanas salen de Altamira y son custodiadas en todo momento por la Policía Federal.
Las caravanas salen de Altamira y son custodiadas en todo momento por la Policía Federal. (José Luis Tapia)

Altamira

El operativo “Escalón”, donde elementos de la Policía Federal Preventiva División Caminos, escoltan a los que viajan hasta su destino, se ha vuelto viral entre los residentes de la zona sur y los turistas.

Cada vez son más los ciudadanos que lo solicitan y todo parece indicar que llegó para quedarse pues la instrucción es que se siga aplicando hasta nueva orden.Arrancó el 15 de noviembre y al principio llegaban 10 unidades, ahora que está por culminar el periodo vacacional se juntan caravanas hasta de 50 unidades; casi todos sus ocupantes viajan en un 90 por ciento a la frontera, el resto van a Nuevo León o Ciudad Victoria, pero todos tienen algo en común: no quieren viajar solos.

Los interesados comienzan a llegar a las 6:30 de la mañana, se registran con el encargado de guardia, quienes les da una breve explicación del objetivo del operativo, reciben la instrucción de estacionar sus unidades con punta a la avenida de la Industria, para estar listos cuando salga la patrulla que los va acompañar durante los primeros 40 kilómetros de viaje.

La primera recomendación es ir al baño, llegar con la gasolina suficiente para el viaje y alimentos, pues una vez que arranca la caravana no para, a menos que alguno de los automóviles sufra algún accidente.Mientras esperan los 30 automovilistas y sus familias, que piensan viajar el jueves muy temprano, hacen comentarios diferentes de las razones que los llevaron hasta la Policía Federal Preventiva, un 30 por ciento afirma haber sido víctima de la delincuencia en carretera o haber sido perseguido por alguna unidad particular con sujetos armados.Un 40 por ciento asegura tener algún conocido que vivió algún ilícito en carretera.

En la plática lo único que varía es el relato, pues las zonas de referencia donde se cometen los ilícitos son las mismas: San Fernando, los límites de Tamaulipas con Nuevo León y unos kilómetros antes de llegar al entronque que va a Matamoros y a Reynosa.

Don Raúl viaja con su familia a Reynosa, a él -quien es profesor- ya lo paró una vez un convoy de civiles armados en Aldama, además de que lo asaltaron en una de las carreteras del puerto de Altamira.A José, quien viaja a dejar una camioneta a Monterrey lo correteó una camioneta con civiles a bordo por unos 10 kilómetros, entre los límites de Tamaulipas y Nuevo León, lo salvó la presencia de una patrulla que por casualidad pasaba por el lugar.

El jefe de la guardia de la Policía Federal, ubicada en Altamira, informó a don Raúl que el operativo no termina con el periodo vacacional, que se les ha informado que permanecerá hasta nuevo aviso.

El 20 por ciento de los que viajaron este jueves son personas que por negocios se ven obligados a viajar a Ciudad Victoria y la frontera, y desde hace un mes ocupan el servicio una vez por semana.

Ellos celebraron la información de que el operativo se va a prolongar.Una vez que la patrulla sale de las instalaciones de la PFP en Altamira un oficial da las instrucciones a los automovilistas, a los que forman sobre la avenida de la Industria sobre el carril de sur a norte, para partir no más allá de las ocho de la mañana.

Los elementos circulan a una velocidad entre 80 y 90 kilómetros por hora y en efecto no paran, aunque como su nombre lo marca, las patrullas que custodian a los viajeros van cambiando conforme cada 20 o 40 kilómetros, dependiendo de la distancia a la que se encuentre el punto de revisión de la PFP.

Y es que el operativo está diseñado para que la patrulla que releva siga en punta y la que se retira regresa para hacer el conteo de unidades que lleva en convoy y revisar si no hay algún percance que atender.

De Altamira a Victoria se hacen cuatro cambios de patrulla, al llegar a Ciudad Victoria las patrullas paran en las instalaciones de la corporación para hacer el cambio, pero también para repartir a los que van para Nuevo León en otra caravana que ya espera.

Todo está bien coordinado y con ello se despeja la desesperación de José, que desde que salió les decía a los oficiales que no quería viajar sólo hasta Nuevo León.

Desde que comenzó el operativo hace poco más de un mes, los elementos de la Federal han brindado el servicio a más de 300 viajeros. Los que ocupan el servicio resaltan la amabilidad de los oficiales y lo eficiente que resultan, así como la disponibilidad del comisionado del destacamento, Gerardo Barrera Gaytán.

De Altamira a Ciudad Victoria hay 132 elementos a cargo de los puntos de revisión y ya lograron detener a un grupo de asaltantes a la altura de González.