Usan paradero seguro 45 paisanos en una semana

Delegada del instituto señaló que en Altamira el arribo de mil 500 connacionales ha dejado una derrama económica por $30 millones.
Con paraderos se está garantizando la seguridad de los visitantes.
Con paraderos se está garantizando la seguridad de los visitantes. (Yazmín Sánchez)

Altamira

En la última semana  45 paisanos decidieron detenerse en el paradero seguro de Altamira para  descansar y estiman que se pudiera incrementar al doble la próxima semana.

Ellos preguntan por establecimientos comerciales, restaurantes y carreteras seguras, informó la delegada del Instituto Tamaulipeco para el Migrante en la zona sur.

En Altamira el arribo de 1,500 connacionales ha dejado una derrama económica por el orden de los 30 millones de pesos.Ruth Martínez, delegada en Tampico, explicó que hasta el momento unos 45 paisanos han decidido parar y descansar en el paradero seguro de Altamira, indicó que en su mayoría son familias que viajan hacia la zona centro del país.Explicó que hasta el momento no se ha presentado una sola denuncia sobre ilícitos en carretera o abusos por parte de las autoridades encargadas de los operativos de seguridad y vialidad como ocurría en otros años.

La indicación por parte del estado es dar seguimiento y que haya un castigo para el funcionario señalado  por el paisano, pese a que el connacional parta a su destino, pues el objetivo es garantizar la seguridad de los que vienen de los Estados Unidos y se desplazan hacia el centro del país.

“Se han quedado a descansar ya unos 45 paisanos que vienen por sus familias, paran para descansar un momento, buscar un baño en una zona segura, y solicitar recomendaciones sobre establecimientos seguros y vías vigiladas por las autoridades para poder desplazarse con tranquilidad”.

Por el momento sólo se han atendido a dos personas con enfermedades gastrointestinales, y esperan que a partir de mañana de nueva cuenta aumente el número de vehículos que ingresan del norte al municipio de Altamira.

José Ramírez Rodríguez, quien hace 20 años se fue a vivir a los Estados Unidos, y es originario de Pánuco, aseguró que desde el 2008 habían preferido no venir, una por las alertas que emitía el consulado, pero otra factor que incidía mucho eran los comentarios que hacían sus familiares que viven la zona y que les pedían que no se arriesgaran.

“Pues mi familia y muchos paisanos que viven allá no veníamos por temor la verdad, no nada más a que nos asaltaran y nos quitaran la troca, sino los papeles porque iba a ser un problema regresar la verdad, que bueno que hay estos paraderos nosotros ya paramos en Victoria, y bueno pues ahora aquí para descansar pero también para sondear como está la carretera a Pánuco, si no se han presentado hechos violentos”.

El líder de la Confederación Nacional Campesina aseguró que al municipio de Altamira han arribado unos 1,500 paisanos, que han generado una derrama por el orden de los 30 millones de pesos, pues ellos están comprando en la ciudad, por temor a viajar con objetos de valor.