Urgen políticas públicas para detener destrucción de selvas

Clarificar la tenencia de la tierra y estímulos a la agricultura y ganadería que no cambien usos de suelo, parte de las claves de una buena gobernanza, destacan en reunión de 28 gobiernos locales ...
Los programas de apoyo internacional no han terminado de aterrizar en lo local
Los programas de apoyo internacional no han terminado de aterrizar en lo local (Milenio Digital)

Guadalajara

El triunfo de las acciones para garantizar la contención del deterioro de las selvas tropicales de Jalisco y de otras regiones biodiversas del planeta, obliga a la implementación de políticas públicas que deben ser claras, rotundas y eficaces, señalan los participantes del encuentro de 28 gobernadores que se realiza estos días en Barcelona, España, en el cual Jalisco participa.

La discusión es cómo una plataforma ambiciosa y abarcadora como REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación más proyectos de desarrollo sostenible) puede contar con una base institucional sólida.

“Los flujos sólidos de financiamiento se podrían complementar con políticas de acciones nacionales como las siguientes: disociar el crecimiento agrícola de la expansión de la superficie agrícola (es decir, plantear enfoques de “reserva de tierras”); desarrollar cadenas de suministro agrícola sostenibles que se correspondan con los objetivos de REDD+; reducir la demanda de combustibles de madera en los centros urbanos; mejorar la toma de decisiones sobre el uso de tierra forestal mediante atención a la gobernanza y reducción considerable de la corrupción y el amiguismo; aplicar leyes contra el aprovechamiento ilegal y otras actividades ilícitas que provocan la conversión de tierras con bosques”, señala el documento El reto de implantar REDD+ sobre el terreno; observaciones de 23 iniciativas subnacionales en seis países.

“Las acciones de políticas sobre la tenencia y los aspectos económicos se refuerzan mutuamente. La tenencia forestal clara incrementa la ventaja competitiva de REDD+, al mismo tiempo que reduce el atractivo financiero de las actividades del escenario de referencia relacionadas con REDD+. Si REDD+ captura un flujo mayor de financiamiento, puede motivar el interés del Estado en clarificar más la tenencia [de la tierra]”, agrega.

Los programas de apoyo internacional no han terminado de aterrizar en lo local. “Había expectativas de que esos incentivos finalmente fueran financiados sobre todo a través de un sólido mercado internacional de compensaciones de carbono generadas mediante reducciones verificadas de las emisiones. Desde 2007 se han puesto en marcha cientos de iniciativas subnacionales de REDD+, principalmente en países tropicales en desarrollo. Estas iniciativas incluyen enfoques jurisdiccionales subnacionales (es decir, liderados por estados, provincias, municipios o distritos), así como proyectos REDD+ en sitios concretos. A pesar de los considerables avances, el entusiasmo inicial por REDD+ se ha disipado entre algunos interesados, debido principalmente al fracaso en la consecución de un acuerdo internacional sobre el cambio climático”.

La reunión del grupo de gobiernos provinciales se prolongará todavía hoy y mañana. Jalisco ha recibido la estafeta de presidir la agrupación, con el reto nada menor de demostrar programas exitosos en la materia.