Urgen a hacer análisis para construcción de puente binacional

El economista Alejandro Díaz Bautista considera que habría afectaciones para quienes ofrecen el servicio de camiones y taxis de la frontera al aeropuerto de la ciudad y para los comerciantes
A las 16:00 horas, una hora más tarde de lo programado, llega Colosio al aeropuerto Abelardo L. Rodríguez. Venía de hacer campaña en La Paz, Baja California Sur. En Tijuana, lo esperaba una comitiva del PRI, encabezada por el entonces dirigente municipal del partido, Antonio Cano, para llevarlo a Lomas Taurinas, donde sin saberlo, daría su último discurso.
(MILENIO)

Tijuana

Con la construcción de "la Puerta de las Californias" que conectará el aeropuerto Abelardo L. Rodríguez en Tijuana con la terminal de Otay Mesa en Estados Unidos, comerciantes y transportistas de esta ciudad fronteriza podrían verse afectados, de acuerdo a un análisis realizado por el economista Alejandro Díaz Bautista.

Dijo que lo ideal es frealizar un estudio más amplio sobre los impactos de este proyecto binacional, pues considera que habría una afectación a corto plazo para quienes ofrecen el servicio de camiones y taxis que van de la frontera al aeropuerto de la ciudad. Además, existen impactos económicos negativos para los comerciantes, según indicó.

El aeropuerto es sustento de muchas familias de Tijuana que son dependientes del transporte público de pasajeros que incluye a los del Transporte Público Federal de Pasajeros, Urbano, taxis turísticos, de ruta, libres, estaciones de gasolina, maleteros y actividades mercantiles que se desarrollan dentro del inmueble, además de comercios, hoteles y restaurantes cercanos, destacó Díaz Bautista.

La empresa inversionista destinará 85 millones de dólares a la terminal aérea binacional en San Diego que se conectará con el aeropuerto de Tijuana mediante un puente con una longitud de alrededor de 200 metros, el cual se convertirá en el primer cruce fronterizo de su tipo en el mundo.

Se estiman alrededor de 15 meses para terminar la construcción del lado estadunidense, mientras que en Tijuana ya iniciaron las obras.

Fue el pasado jueves 17 de abril cuando la oficina de Aduana informó que se llegó a un acuerdo con la empresa inversionista para iniciar la construcción de la terminal.