Urge fortalecer el desarrollo personal de los mexicanos

Políticas públicas deben estar sustentadas para promover conceptos humanísticos
Es necesario atender el tejido social en descomposición.
Es necesario atender el tejido social en descomposición. (Iván Carmona)

Naucalpan

El presbítero Raúl Martínez Arreortúa, integrante de la Coordinación de Pastoral Social de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla, pidió a la clase política fortalecer el desarrollo personal de los mexicanos ante la desintegración social que se viven en el país y dejar de imponer el poder económico y político que degrada a la personas.

El religioso envió este domingo un mensaje de reflexión, paz y justicia, luego de pedir a los gobernantes generar políticas públicas de inclusión y eliminar acciones que mantienen en la exclusión social a miles de mexicanos.

Consideró que las políticas públicas deben estar sustentadas para promover conceptos humanísticos para fortalecer a las personas y contrarrestar prácticas consumistas y preferencia por objetos materiales innecesarios que solo anulan la humanidad de cado uno de los mexicanos.

Refirió Martínez Arreortúa "que la imposición del poder económico y político degrada la humanidad que deriva en la mezquindad social asociado a la descomposición del tejido social. Hay que capitalizar el elemento humano", agregó el religioso.

El ex coordinador de Pastoral Social de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla, llamó a los gobernantes a que se abran a los reclamos sociales, luego de llamarlos a reflexionar sobre su actuación y recomendó buscar el bien común de los gobernados.

Reclamó el poco interés en los migrantes centroamericanos, contra quienes se aplican leyes discriminatorias, persecutorias que anulan su condición de personas que requieren de empleo y mejores oportunidades que en sus países de origen no cuentan.

Por lo que exhortó a los "gobernantes a que se abran a los reclamos sociales, a atender a la migrantes para quienes se construyen muros en las fronteras", cuando se deben de emprender acciones para garantizar su traslado, sus condiciones de vida.

Las acciones de gobierno y las modificaciones constitucionales deben buscar el bien común de los ciudadanos, finalizó.