Urge actualizar salarios de la clase trabajadora

"Para evitar que aumente la pobreza extrema" en el país.
Jesús Zavala López.
Jesús Zavala López. (Antonio López)

Nezahualcóyotl

Ante los incrementos a los impuestos y los alimentos de la canasta básica debido a la reforma fiscal, el gobierno federal debe implementar una estrategia urgente para mejorar los salarios de la clase trabajadora de acuerdo a la inflación, ello para evitar que haya más población que se integre a los grupos que viven en condiciones de extrema pobreza, destacó el vicario general de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Jesús Zavala López.

"La economía ha estado en recesión desde hace mucho tiempo, aunque no lo quieran admitir", sostuvo.

"Asimismo, el desempleo ha estado afectando a muchos, aunado a que los salarios son bajos, por ello, este incremento que ya se veía venir con la reforma fiscal, finalmente convertido en impuestos que se han aplicado a algunos productos, los pagarán los consumidores", enfatizó.

Ante la problemática que se ha generado, a raíz de los impuestos, es urgente que el gobierno federal, haga el análisis a fondo de los salarios y se incrementen, -pues no habrá otro camino-, esto justificando que continúa el incremento a las gasolinas, "lo que repercute en el alza al costo de todos los productos y por consiguiente merma en los bolsillos de los consumidores".

Sostuvo que economistas del sistema gubernamental, deberán proponer el reforzamiento de los sueldos para todas las áreas, "pues el alza de los salarios mínimos que hubo de dos pesos, -esto definitivamente no funciona y no sé por qué el gobierno ha mantenido ese incremento de sueldo promedio, cada año, que es una burla para la gente-, por el contrario, debería haber incrementos serios para estabilizar la economía de las familias".

Deberán ser incrementos acordes a la alza de los productos y a la inflación que históricamente ha prevalecido, deberá ser un sueldo equitativo para contrarrestar la pérdida del poder adquisitivo en las últimas dos décadas, abundó.

"De no tomar medidas urgentes, más población se sumará a los grupos quienes padecen pobreza extrema, porque el gran problema que tenemos, es que mucha gente, que percibe un salario mínimo bajo, dejará de adquirir muchos productos de la canasta básica", añadió.

Aclaró que otro problema que generará la falta de capacidad de compra y consumo de los alimentos que requiere la población, será desnutrición, "aunque justamente la reforma fiscal, tenía como propósito evitar la generación de más enfermos por diabetes, través d la ingesta del refresco".

Sin embargo expuso que hay un doble problema, porque mucha gente toma refresco porque el agua que se recibe por la tubería no es potable, es de mala calidad y no se puede beber, aunado a que la embotellada es cara, y la gente va a consumir aquello que le va a costar un poco menos.