Universitarios se 'familiarizan' con robots en clases

En La Laguna existen empresas grandes como John Deere, Peñoles, Caterpillar y Toyota, donde ya se utilizan los sistemas automatizados para la producción, indicó Sara Olivia García Díaz.
Universitarios aprenden de robots en clases.
Universitarios aprenden de robots en clases. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Para que se "familiaricen", manejen y construyan robots, estudiantes de la Universidad Tecnológica de Torreón, que estudian Mecatrónica y Sistemas Automatizados, egresan preparados para integrarse en procesos industriales donde se tiene que utilizar la Robótica.

Sara Olivia García Díaz, profesora de tiempo completo en la materia de Mecatrónica de la Universidad Tecnológica de Torreón, imparte clases de Robótica y de Integradora.

"Los robots que tenemos aquí son más pequeños de los que los muchachos verán y podrían manejar en el desempeño de sus respectivas carreras, pero al final de cuentas, las bases son las mismas".

Los jóvenes estudiantes generan proyectos afines a la carrera, pero antes tienen que pasar por un procedimiento de instrucción para que se "familiaricen" y sepan manejar, conozcan sus características y puedan programar cuatro robots (para uso industrial) que tienen en una de las aulas de esa universidad. 

"Es cuestión de instalar el software de cada uno de los cuatro robots para programarlos, y de esta forma realizar sus tareas, pero todo esto con la idea de que al salir a trabajar, ya conozcan los conocimientos mínimos en la industria donde les corresponda laborar", explicó.

Agregó que en La Laguna existen empresas grandes como John Deere, Peñoles, Caterpillar y Toyota, donde ya se usan los robots para la automatización de sus productos.

"El robot tiende a realizar tareas repetitivas, pero más exactas, y no tienen fecha de caducidad sino que depende del mantenimiento y del uso que se le dé, y en un plano secundario la marca, pero de acuerdo con la compañía manufacturera que lo elabora, lo fabrican para que rindan por décadas".

En cuanto a la materia Integradora, García Díaz indicó que el estudiante puede obtener todos los conocimientos, hasta el décimo cuatrimestre para aplicarlos en un proyecto afín a la carrera, de automatización.

Para lo cual se les otorga la idea libre, para lo cual se les exigen un mínimo de características, porque no puede ser un proyecto una cosa que nada más "se prenda y se apague un foquito", se les tiene que poner un cierto nivel para que se compruebe que sí saben construir un robot de acuerdo a la capacitación adquirida.

Para el caso de la UTT, egresan alrededor de 250 estudiantes por año, con estos conocimientos, mismos que, reiteró la catedrática, tienen que llevar a la práctica, tanto en los cuatro que tiene la institución como con los que ellos construyen.

Se les asesora para que no realicen gastos exagerados, pues muy bien pueden utilizar, productos como PET, PVC, un pedazo de barra, lámina, que no son muy onerosos para su economía.

Algunos de estos proyectos estudiantiles, se envían a participar a nivel nacional en un programa de competencia, denominado "Leamos la Ciencia" –el año pasado se obtuvo el segundo lugar nacional-.

"En virtud de que llevan la materia de microcontroladores, es a través de un teléfono celular, donde pueden elaborar, ahora sí que un control de sus robots para "ordenarles" las acciones o movimientos que deben realizar. 

A nivel interno de la UTT, un concurso anual, consistente en un "torneo deportivo" entre carritos, por ejemplo, donde hay ganadores", destacó la catedrática, quien añadió que también se ha dado el llamado intercambio de estudiantes, en este caso a París, Francia.

También se les brindan clases sobre Domótica, en donde se les prepara para la realización de sistemas automatizados, para abrir puertas, sistemas de iluminación, de riego, de aparatos electrónicos, entre otros.

Así como generadores de energía eléctrica a través de sistemas eólicos, con fines de investigación y que se han aplicado para concursar. Proyectos a concurso por año la UTT genera unos 20.