Profeco seguirá con operativos en escuelas

Alfredo Mafud Kaím dijo que son una serie de lineamientos muy específicos los que deben de cumplir los colegios para estar acorde a la ley de protección al consumidor. 
Alfredo Mafud Kaím, delegado de Profeco en La Laguna.
Alfredo Mafud Kaím, delegado de Profeco en La Laguna. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Alfredo Mafud Kaím, subdelegado de la Profeco en La Laguna, señaló que continuarán los operativos en las escuelas particulares, ya que estos obedecen al cumplimiento de una ley federal del consumidor y no a una cacería de brujas.

"No se busca perjudicar al sector privado, se pretende que se cumpla con la ley".

“Las malas prácticas que son motivo de sanción por parte de la Profeco es la condicionante de las escuelas de pagar una colegiatura".

"Uno de los sectores que más preocupa al Procurador Nacional, Ernesto Nemer Álvarez es el sector educativo, por tal motivo dentro de los ordenamientos que exige la ley de protección al consumidor se realizan los operativos de revisión a escuelas particulares".

Son una serie de lineamientos muy específicos los que deben de cumplir los colegios para estar acorde a la ley de protección al consumidor. En la región laguna se tiene amplia comunicación con el representante del sector, Rodolfo Silva.

La política de la Profeco a nivel nacional no es de perjudicar al sector empresarial, ya que se tiene claro que quien genera la riqueza en el país es el sector privado, por tal motivo se pretende informar lo que los colegios deben cumplir y en base a ello se de un mejor servicio, evitar que se sorprendan a los padres de familia, ya que es uno de los sectores más sensibles para todos.

El subdelegado de la Profeco en la región dijo que existe la disposición de la mayoría de los dueños de los colegios particulares en cumplir con lo que establece la ley federal de protección al consumidor, esto no elimina las anomalías que se han detectado durante las revisiones que realiza la procuraduría con su respectiva amonestación o incluso clausura.

“Las malas prácticas que son motivo de sanción por parte de la Profeco es la condicionante de las escuelas de pagar una colegiatura a cambio de otorgar la papelería oficial, la retención de los papeles no está permitido por la ley en México”.

Tampoco se puede exigir o condicionar la compra de útiles escolares a los padres de familia dentro de las instalaciones de los mismos colegios, lo mismo sucede con los uniformes escolares, el padre de familia tiene plena libertad de elegir la compra de estos productos, donde mejor le convenga a su economía.