Bomberos “evolucionan” a Unidad de Protección Civil

"Cada uno de los 90 integrantes que conforman la corporación sabe que su responsabilidad es proteger a los habitantes y propiedades de Durango": Gustavo Paredes, director de la dependencia.
Su capacitación debe ser permanente, porque en la medida de sus conocimientos y preparación se podrá salvar vidas en riesgo.
Su capacitación debe ser permanente, porque en la medida de sus conocimientos y preparación se podrá salvar vidas en riesgo. (Especial )

Durango, Durango

Vivir entre el fuego, emergencias y sinsabores, puede no ser atractivo para muchas personas, sin embargo hay algunos otros que lejos de pensar en abandonar este oficio, llegan a convertirse en los héroes de la sociedad, pues cada día arriesgan la vida para salvar la de los demás, su oficio, es ser "bombero".

La corporación duranguense pese a contar con 120 elementos en total (personal y voluntarios) presenta un déficit de fuerza humana.

Y aunque ahora se les conoce como Unidad de Protección Civil, la realidad es que la gente sigue llamándolos bomberos, ya que por definición "bombero" es la persona que se dedica, entre otras muchas labores, a extinguir incendios.

Tradicionalmente realizaban su trabajo mediante bombas hidráulicas, que se utilizaban para sacar agua de pozos, ríos o cualquier otro depósito cercano al siniestro, de ahí su nombre.

En Durango en los últimos años, este cuerpo de auxilio ha cambiado mucho para bien de los ciudadanos, pues al hacer una comparación de los últimos 6 años, se puede distinguir de inmediato una modernización y no sólo en el equipo o vehículos, sino en la capacitación de los elementos, que ahora cuentan con conocimientos vastos para su desempeño.

Gustavo Paredes, director de Protección Civil de Durango, quien también inició dentro de esta corporación como "bombero", conoce a fondo las carencias por las que en un tiempo tuvieron que pasar para atender una emergencia.

Se carecía de chalecos, equipos de respiración, botas y hasta de mangueras, no se diga de vehículos que en muchas ocasiones llegaron a la zona de la emergencia, sin agua.

Pero a base de esfuerzo y con la voluntad de los socorristas se lograba atender y resolver el problema.

"Afortunadamente y después de muchos años de tocar puertas, de gestiones, de pláticas, de mucho trabajo, hemos logrado un cambio, hemos hecho conciencia de que la prevención es la mejor herramienta para evitar emergencias, pero también que contar con un equipo bien preparado y capacitado es importante", dice.

Cada elemento sabe que su responsabilidad es proteger a los habitantes y propiedades del Municipio de Durango, responder a las necesidades de los ciudadanos mediante un eficaz, eficiente, profesional y humanitario servicio.

“Con la prevención se reducen más los siniestros, anteriormente se hacían 400 a 700 revisiones en el primer trimestre del año, pero en esta ocasión, llevamos alrededor de 5 mil"

Se cuenta con camiones escala para grandes alturas, máquinas extintoras, unidades de ataque rápido, camiones cisterna, mangueras de diferentes medidas, motobombas, moto sierras, cortadoras de rescate, hachas, equipo estructural de bombero, equipos de respiración autónomos y personales para cada uno de sus 90 integrantes.

Además cada uno de los rescatistas cuenta con diversos cursos de capacitación que van desde actualización para bomberos industriales y municipales, control de incendios en cilindros de gas, control y eliminación de enjambres de abejas, manejo de residuos peligrosos, rescate vertical, acuático, rescate de bomberos y conocimientos paramédicos entre otros.

Su capacitación debe ser permanente, porque en la medida de sus conocimientos y preparación se podrá salvar vidas en riesgo.