UdeG alerta sobre mortandad de peces en Cajititlán

Un informe revela que se avecina un evento de alta mortandad, aunque no similar al de 2014.

Guadalajara

En la laguna de Cajititlán se avecina un evento de alta mortandad de peces aunque no similar al ocurrido en el año 2014, reveló un informe de resultados del estudios sobre las condiciones de la laguna realizado por investigadores, profesores y alumnos del Laboratorio de Ecosistemas Marinos y Acuicultura (LEMA) y del Instituto de Limnología del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA).

"Las concentraciones de fosfatos disueltos en agua han sido constantes, siendo las posibles causantes de los abundantes tapetes de cianobacterias que habitan la laguna y que agravan la competencia por el oxígeno. Los muestreos también evidencian que podemos estar al final de un evento reproductivo de Goodea atripinnis (Tiro o mojarra de lama o puerquera), y es posible que estos juveniles se incorporen a las poblaciones reproductivas en próximas fechas", señala un informativo de la Universidad de Guadalajara.

Dicho laboratorio e instituto ha realizado muestreos en la laguna de Cajititlán desde el mes de mayo del 2014. En mayo de este año se observó que las especies de pescado tuvieron una aparente recuperación. Contrario a eso, en la primera quincena de junio se registró una cantidad considerable de peces muertos en la superficie y otros más boqueando por la falta de oxígeno en el agua.

"Es necesario atenderlo a fin de evitar que, a través de la descomposición de los peces muertos, se contribuya al aumento de las enterobacterias y que esto agrave la circunstancia y provoque, a su vez, mayor mortandad, además de inadecuadas condiciones para el turismo y la recreación. Con una oportuna limpieza se evitarán los tapetes de peces muertos, así como los malos olores" se señala como parte del informe.

La Universidad señala que los resultados se deben de comparar con los de la Comisión Nacional del Agua e incluso con los de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento. Así poder realizar un índice de calidad del agua que sea preciso. Además se enfatiza en la necesidad de que la laguna requiere una atención más intensa hasta la recibida hasta el momento.  

En 2014, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) levantó contingencia ambiental por la muerte de toneladas de peces conocidos como popochas en la laguna de Cajititlán.