Profesores del SNI denuncian manejo discrecional del PROESDE

La UdeG rechaza que reglas de operación del programa de estímulos hayan cambiado. Destaca aumento de beneficiarios.

Guadalajara

Profesores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) denunciaron el manejo discrecional del Programa de Estímulos Académicos (PROESDE) y en concreto de los requisitos para participar en la convocatoria 2015-2016, en una carta dirigida al rector general de esta institución, Tonatiuh Bravo Padilla, de la que MILENIO Jalisco tiene copia.

Son 128 los firmantes, prestigiados profesores de diversos centros universitarios –temáticos y foráneos- que son además miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) quienes piden se anule la citada convocatoria y se adopte el cuadro de evaluación 2013-2014; así como la firma de un convenio sindical pues “cada año establecen reglas y formas de evaluar y distintas a las conocidas para las actividades ya realizadas en detrimento de los académicos”.

Al respecto, la titular de la Coordinación General Académica de la UdeG, Sonia Reynaga Obregón, rechazó que reglas de operación del programa hayan cambiado. “Los criterios y los indicadores de la evaluación siguen siendo los mismos en los últimos tres años. Lo que este año se pretendía era sí ponderar con mayor puntaje a lo que estuviera más consolidado, ésa era la pretensión. Ciertamente no se hizo la comunicación adecuada, hay que reconocerlo”, comentó.

La funcionaria destacó que ese mismo lapso, se incrementó el número de beneficiarios del PROESDE, al pasar de mil 936 académicos en 2011 a 2 mil 549 para el 2014. También se aumentó en niveles, lo que supone un estímulo económico mayor (corresponde un salario mínimo por cada nivel, adicional a su salario eindependiente de la beca del SNI u otros apoyos).

De las cifras que proporcionó Reynaga destacan que 897 académicos se encuentra en nivel siete, 545 en nivel ocho y 429 en nivel 9, que es el de mayor rango.

La coordinadora precisó que debido a que el recurso del PROESDE es federal, no se puede comprometer una cantidad cada año, como demandan los firmantes; ni tampoco estar sujeto el programa a un convenio con el sindicato.

“La Secretaría de Hacienda nos habla del carácter no salarial de los estímulos, por lo tanto no puede ser objeto de una negociación contractual”, dijo, tras enfatizar que el rector general responderá por escrito los nueve puntos que se exponen en la carta recibida el pasado 23 de febrero.