Ubican zonas de mayor drogadicción en jóvenes

En Tizayuca han identificado colonias no solo con alto consumo de drogas, sino con casos de "narcomenudeo" juvenil; los primeros acercamientos con adicciones ya son desde la primaria.
Jóvenes hidalguenses son propensos a las adicciones a causa del crecimiento poblacional en el Valle de México.
Jóvenes hidalguenses son propensos a las adicciones a causa del crecimiento poblacional en el Valle de México. (Rodolfo Angulo/Cuartoscuro)

Pachuca

Al rechazar la despenalización en el consumo de la mariguana para fines terapéuticos por los problemas de salud pública que generará en el país, el director del Instituto Hidalguense de la Juventud, Guillermo Peredo Montes, reveló que los municipios de Tizayuca, Mineral de la Reforma y Pachuca son los que registran los índices más altos de drogadicción juvenil.

El primer acercamiento con este enervante, según el funcionario, se da en los últimos dos años de educación primaria y en el primer grado de secundaria. Además, dio a conocer que en Tizayuca han identificado colonias no sólo con alto consumo de drogas, sino con casos de narcomenudeo juvenil.

En este municipio visitamos la escuela con mayor incidencia de violencia: la secundaria general número 5, Antonio Quadrini (ubicada entre las colonias Rancho Don Antonio y Rojo Gómez) donde los jóvenes desde muy temprana edad consumen alcohol y drogas. El esfuerzo principalmente es en las instituciones de educación básica, porque hoy el primer contacto con el tabaco, el alcohol o drogas se da entre quinto y sexto año de primaria e incluso en primero de secundaria”, indicó.

Peredo Montes fijó una postura en contra de la legalización del cannabis al argumentar que incrementaría el consumo, cuando el Estado, a través de instancia como el IHJ, busca disminuir esta problemática social.

“Estamos desde luego en contra de una legalización, nuestra puesta siempre será el promover una vida sana entre la juventud, alejada completamente de las drogas. Nuestra función, principalmente, es prevenir el consume de drogas. Actualmente la mariguana y la cocaína son las más consumidas por los jóvenes, afortunadamente en Hidalgo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Juventud 2010, está por debajo de la media nacional”, señaló.

Para atraer a la población adolescente que enfrenta algún tipo de adicción, el IHJ utiliza la cultura, el arte y el deporte como herramientas de prevención social y de la violencia.

“El año pasado llevamos una cancha de futbol itinerante y una serie de actividades culturales y artísticas a 22 municipios en tres meses, eso es lo que hicimos: el deporte como gancho para llevar información a la juventud sobre el consumo de alcohol y drogas. Este año vamos a fortalecer el tema de accidentes automovilísticos asociados al alcohol y a la velocidad que es la primera causa de muertes en jóvenes en el país”.

Otra acción que destacó Guillermo Peredo fue el torneo de futbol De la Calle a la Cancha, en el cual participan jóvenes en situación de calle o que enfrentan un problema de alcoholismo y drogadicción. Este programa, ofrece a los jóvenes una oportunidad real de trascender a través del deporte y sus valores con la finalidad de que se integren a la sociedad desde una mejor perspectiva para su crecimiento y desarrollo.

El funcionario coincidió con la postura del mandatario Francisco Olvera, quien también afirmó que una iniciativa de reformas al Código Penal Federal y a la Ley General de Salud como la que presentó la fracción del PRD en el Senado, la cual contempla el autocultivo de mariguana para consumo personal con fines terapéuticos, no disminuirá el narcomenudeo ni la violencia por el crimen organizado.

Claves

Las causas

- El director del IHJ dijo que en Tizayuca, el municipio con el índice más alto de consumo de drogas entre los jóvenes, influye la vecindad con Estado de México.

- Su argumento es que muchos de los padres de familia viajan por razones de trabajo a esa y existe tiempo de ocio de los jóvenes.

- Además de ser un estado con alta incidencia delictiva a nivel nacional, donde narcomenudistas  ven a Tizayuca como mercado.