UAP abrirá la Licenciatura en Medicina Familiar y Comunitaria

El programa educativo forma parte de una estrategia integral de atención y prevención de la salud en zonas marginadas
Consejo universitario de la UAP.
Consejo universitario de la UAP. (Foto: Especial)

Puebla

En su segunda reunión del año, el H. Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Puebla aprobó, por unanimidad de votos, la creación de la Licenciatura en Medicina Familiar y Comunitaria, carrera presentada por la Facultad de Medicina.

Este programa de estudios responde al crecimiento de la oferta académica en la Institución, uno de los compromisos del Rector Alfonso Esparza Ortiz, quien señaló que esta licenciatura está perfectamente planeada y sustentada.

"Desde el primer ingreso en 2014 hasta la última generación, está asegurada la instalación, equipos y suficiencia presupuestal para que dicha carrera tenga a su alcance la infraestructura adecuada, gracias a la donación por parte del Gobierno del estado del Hospital General de Teziutlán, que será la sede de la licenciatura", informó.

En su intervención María del Carmen Martínez Reyes, Vicerrectora de Docencia, enfatizó que el presente programa educativo forma parte de una estrategia integral de atención y prevención de la salud en una de las zonas más desprotegidas del estado de Puebla: la Sierra Norte. "Es así como la Universidad oferta soluciones pertinentes a las necesidades sociales, además de cumplir con la formación de profesionales de salud competentes", reiteró.

Jaime Meneses Guerra, director de la Facultad de Medicina, expuso que debido al envejecimiento acelerado de la población, existe un aumento en los índices de diabetes y padecimientos cardiovasculares, enfermedades que recrudecen en municipios con alta marginación, por lo que se requerirá atención oportuna y con calidad profesional.

Aunado a ello, existe una alta tasa de mortandad materna e infantil, debido a graves problemas de desigualdad y acceso a los servicios de salud. "Puebla se encuentra dentro de las entidades federativas con este problema de mortalidad materna e infantil, los cuales deben ser atendidos inmediatamente.

Además en el país existen 125 municipios de bajo índice de desarrollo humano, de los cuales nueve están en la entidad poblana. Por estas razones, se diseñó un plan de estudios pertinente para responder a necesidades de salud de comunidades de alta marginación.

"Queremos formar médicos con un perfil pertinente para aplicar lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han pregonado hace algunos años: médicos con una sólida formación científica y humanística que atiendan y se preocupen para llevar a cabo la prevención de la salud. Este programa de estudios será un referente nacional", destacó Meneses Guerra.

La Licenciatura en Medicina Familiar y Comunitaria será impartida en modalidad presencial, con un mínimo y máximo de siete y ocho años de duración, respectivamente. La estructura curricular se divide en nivel básico y formativo.

Incluye un área de medio ambiente y desarrollo sustentable, para que los alumnos entiendan a la comunidad y planteen proyectos de impacto; así como un área de fármacos y procedimientos alternativos que incluyen materias como herbolaria general y acupuntura. Se enseñará la lengua nativa: náhuatl y totonaco. Incluso desde el primer interperiodo, los alumnos se incorporarán a las comunidades para realizar diagnósticos situacionales y con ello diseñar proyectos de impacto que modifiquen la realidad de las mismas.

El plan de estudios ofrece a los egresados oportunidades de posgrado, con una especialidad en medicina comunitaria o ingresar a cursos formales de maestría.

Asimismo, durante la sesión del Consejo Universitario, la Abogada General Miriam Olga Ponce Gómez rindió un informe de actividades, donde indicó que dentro del área de propiedad intelectual se tramitaron 27 solicitudes de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial; se obtuvo el registro de patente número 311,700, denominado Piano Cósmico.

Mencionó la adición de tres carreras en la Dirección General de Profesiones: Maestría en Antropología Sociocultural, Maestría en Historia y Doctorado en Historia. Se actualizaron los programas de estudio de las maestrías en Ciencias del Lenguaje y en Sociología, así como los doctorados en Sociología y en Ciencias del Lenguaje.

Asimismo, se regularizó la situación de los predios de las unidades regionales de Acajete, Atlixco, Chiautla de Tapia, Chignahuapan, Huachinango, Tecamachalco, Tepeaca, Tetela de Ocampo, Teziutlán y Zacatlán.

Por su parte el Defensor de los Derechos Universitarios, Eusebio Arnulfo Cordero Méndez, dio a conocer en su informe el registro de la revista "Respeto", la cual se publicará de manera semestral para promover una cultura de respeto entre los universitarios.

Por primera vez la Defensoría de los Derechos Universitarios formó parte de la Comisión de Admisión en el proceso de admisión 2013; igualmente participó en la acreditación institucional del mismo año.

"La Defensoría de los Derechos Universitarios tiene la misión de erradicar la arbitrariedad y la injusticia, así como el abuso de autoridad al asegurar el derecho de los universitarios y coadyuvar con el logro de objetivos institucionales", puntualizó.