Marcelo Ebrard de visita en Coahuila

El ex jefe de gobierno del Distrito Federal participó este día en el ciclo de conferencias “Retos y desafíos del México de hoy” con los jóvenes estudiantes de la UANE.
Marcelo Ebrard en la Universidad Autónoma del Noreste, Saltillo
Marcelo Ebrard en la Universidad Autónoma del Noreste, Saltillo (Twitter: @IrakLD)

Saltillo, Coahuila

Dentro de los festejos de los 40 años de la Universidad Autónoma del Noreste, ofreció una rueda de prensa, donde reconoció que el PRD partido en el que milita, se ha convertido en un satélite del PRI, y de no cambiar su postura a tiempo, corre el riesgo de perder seguidores.

“Lo que se requiere es un régimen democrático, no lo que se está haciendo ahorita”

Durante la conferencia de prensa ofrecida a diversos medios de comunicación, reiteró que actualmente el país se encuentra instalado en un régimen regresivo, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, a quien calificó de ser un mandatario que implementó el imperialismo presidencial en el país. 

Puso como ejemplo situaciones ocurridas en días pasados tales como los coches de funcionarios estacionados en el Zócalo capitalino el día del segundo informe presidencial, o los hechos acontecidos durante la ceremonia de Aniversario del 204 Grito de Independencia, donde niños pequeños fueron cateados por elementos de la gendarmería nacional.

Expuso que este acto no es una acción asilada, sino que es una forma de pensar, que reinstala un sistema que calificó como la “dictadura perfecta”, sobre la cual reiteró, se debe evitar, porque es un retroceso para el país, “lo que se requiere es un régimen democrático, no lo que se está haciendo ahorita”.

Reconoció que actualmente el PRD se encuentra pulverizado, y la izquierda tiene una insana cercanía con el PRI, aplaudiendo las reformas del presidente, “se ha convertido en un partido satélite aplaudidor del tricolor y de todas las reformas del presidente”, aseveró.

Concluyó que si el PRD, no cambia su postura política respecto al Revolucionario Institucional y al actual gobierno encabezado por Peña Nieto, va a perder votos, porque menguará su peso electoral, por la cercanía con la federación.