UAEM analiza ajustar cuotas a nivel de inflación

El aumento sería de 38 pesos por cada mil que paguen los estudiantes; mantener la cifra en 2014 es una caída de 15 o 20 mdp.
Los recursos se pueden usar para equipamiento.
Los recursos se pueden usar para equipamiento. (Archivo)

Toluca

La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) analiza la posibilidad de actualizar las cuotas para el siguiente semestre al nivel de la inflación porque en cinco años ha perdido 120 millones de pesos por mantener intactos los montos.

El secretario de Administración de la casa de estudios, Javier González Martínez, puntualizó que el compromiso de no incrementarlas durante la administración sigue vigente; sin embargo, reconoció que la no actualización de los montos con el nivel de la inflación les genera una pérdida.

El mantener la cifra este 2014, dijo, significa una caída de entre 15 y 20 millones con lo cual podrían equipar laboratorios o comprar cientos de computadoras y atender otras necesidades que tiene la institución, sobre todo en materia de equipamiento.

Puntualizó que no hay ni una indicación en el sentido de hacer el aumento o actualizarlas, éstos son estudios que hacen para medir el impacto de las medidas que se toman y la disponibilidad de recursos cada año.

"No es una indicación, no lo han sugerido pero lo evaluamos en Administración, viendo cuál es el impacto en el rubro de ingresos y qué nos permitirá hacer pero cuidando no afectar al estudiante; esa es la instrucción que tenemos del rector", indicó.

Si se considerara pertinente actualizar las cuotas, sería un tema que tendría que ser analizado y votado por los integrantes del Consejo universitario y se hablaría solo de la inflación de este año, de 3.8 por ciento que equivale a 38 pesos más por cada mil que paguen.

Actualmente el monto de las colegiaturas, dependiendo del sistema, la licenciatura y la modalidad van de mil 100 a 3 mil pesos por semestre, por alumno. Con diversos porcentajes de descuento por buen promedio a estudiantes regulares.

Javier González acotó que a la fecha son cinco años sin aumentar ni un peso a pesar que es una de las principales fuentes de ingresos propios que tiene la universidad; luego está la venta de servicios, donde han buscado compensar este faltante.

"Es un recurso importante, la mayor parte de ingresos propios viene de esta parte, de las cuotas y de los servicios académicos que ofrece la universidad".

Entre las necesidades que podrían ser cubiertas con estos recursos hay muchas, principalmente de equipo. Como ejemplo puso el caso de la unidad de Chimalhuacán donde el gobernador autorizo 30 millones de pesos extras para equipamiento el año pasado.

Esto sirve para arrancar el primer semestre pero en el transcurso del año se requieren otros 80 millones de pesos para complementar el equipamiento y dejar de recibir recursos limita el abrir nuevos programas educativos, unidades académicas, nuevo o actualización del equipo.

El año pasado invirtieron 25 millones para adquirir mil 300 computadoras. De esa magnitud es la pérdida anual que tiene la institución.