Turismo y hoteles puntos fuertes; sólo falla en cobertura médica

Los atractivos turísticos, naturales y culturales, además de la capacidad hotelera con la que se cuenta, pueden ser puntos a favor, refiere el alcalde Adrián Galván.
Los ojos de agua ubicados dentro del Cañón de Bustamante.
Los ojos de agua ubicados dentro del Cañón de Bustamante. (Roberto Alanís)

Bustamante

En Bustamante tienen confianza en cumplir con la serie de requisitos que la Secretaría de Turismo (Sectur) a nivel federal demanda para otorgar la categoría de Pueblo Mágico.

Los atractivos turísticos, naturales y culturales, además de la capacidad hotelera con la que se cuenta, pueden ser puntos a favor, refiere el alcalde Adrián Galván.

 No obstante, la falta de cobertura médica en un municipio que recibe casi 300 mil visitantes al año puede ser un importante punto en contra.

“Es una serie de requisitos los cuales nos piden tener espacios como hoteles y servicios turísticos. Creo que contamos con todos los rubros, nos faltan ahí dos tres cosas, como el sector salud pues no tenemos un hospital de especialidades aunque aquí cerca tenemos a Sabinas Hidalgo”, refirió .

 Bustamante, junto con Linares, ha sido inscrito en la lista tentativa para buscar la distinción de Pueblo Mágico. De lograrla se convertirían en el segundo de Nuevo León con esta nominación.

 “Después de García y Santiago, somos el municipio rural que mayor número de visitantes recibe en el periodo vacacional”, menciona Galván.

 Por su parte Lorena de la Garza, titular de la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León, expuso que actualmente se está a la espera de que ambos municipios (Linares y Bustamante) pasen el primer filtro de la Sectur.

Sería después del verano cuando se definan los 17 municipios que reciban la notificación de Pueblo Mágico.

 El jueves pasado el municipio recibió la visita de Claudia Ruiz Massieu, titular de la Sectur, aunque lo hizo de forma personal y no dentro de los protocolos de vista oficial de esta dependencia.

Las mejoras recientes en el municipio se han realizado en fachadas y en inmuebles, así como en las calles aledañas al centro histórico. También se abrieron nuevos parajes en la zona del Cañón y Ojo de Agua, además de modificar el acceso al municipio.