TJM pondrá a leer a los infractores detenidos

Jesús Jasso Frayre, presidente del Tribunal de Justicia Municipal de Torreón, informó que próximamente se pondrá en marcha una nueva modalidad, para fomentar los valores y la prevención del delito.
Jesús Jasso Frayre, presidente del Tribunal de Justicia Municipal de Torreón.
Jesús Jasso Frayre, presidente del Tribunal de Justicia Municipal de Torreón. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El leer aporta una gran cantidad de beneficios a las personas, por lo que el Tribunal de Justicia Municipal de Torreón, pondrá en marcha próximamente una nueva modalidad para que los infractores puedan reducir el tiempo de su sentencia a través de la lectura voluntaria.

Jesús Jasso Frayre, presidente del Tribunal, explicó que actualmente trabajan en el diseño de lo que será la operación del proyecto, la intención es que sea presentado en el mes de septiembre.

El objetivo principal es prevenir el delito mediante la cultura y ayudar a quienes hayan cometido una falta menor, a que tengan una opción de modificar su conducta a través de los libros.

"Está demostrado científicamente que la lectura ayuda a relajarnos y a abordar los problemas desde un punto de vista más objetivo y con mayor tranquilidad".

Indicó que organismos sociales y de la iniciativa privada, contribuirán en el diseño de la propuesta, supervisión y adquisición de los ejemplares.

Torreón sería el primer municipio en la entidad en implementar una medida de este tipo, como alternativa para fomentar buenas conductas a quienes sean sancionados por la autoridad.

Destacó que para llevar a cabo estas acciones, trabajarán coordinadamente con el Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE) en la correcta selección de libros.

El instituto ha propuesto temas de reflexión, cambio de actitud, la importancia de vivir en familia, además de los valores, entre otros.

Se pretende que los textos sean novelas y cuentos cortos de fácil comprensión, de manera que puedan terminarlos en el tiempo de detención que va de las 12 a las 36 horas de arresto.

La lectura aumenta la reserva cognitiva, mejora la memoria, reduce el estrés, estimula la actividad neuronal y el aprendizaje continuo, además de mejorar el sueño.