Abogados toman tribunal agrario 15

Medio centenar de representantes jurídicos de núcleos campesinos señalan a la titular por dilación en la justicia y maltratos.
Señalan a Janet Castro Lara por violar las garantías de justicia pronta y expedita para los campesinos
Señalan a Janet Castro Lara por violar las garantías de justicia pronta y expedita para los campesinos (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Abogados de comunidades agrarias de Jalisco tomaron ayer por la mañana las instalaciones del Tribunal Unitario Agrario número 15, enclavado en la colonia Ladrón de Guevara, para protestar por el desempeño de la titular de la institución, Janet Castro Lara, a quien señalan por violar las garantías de justicia pronta y expedita para los campesinos, además de mal trato y ninguneo a los ciudadanos que acuden a solicitar audiencia con ella.

“La tardanza hasta de cuatro meses en salir  acuerdos;  no dictar  sentencias; que  los  abogados no tenemos un lugar  donde consultar expedientes; que la magistrada se  niega a recibir abogados para consultar con ella así como recibir a los campesinos que acuden a ese  tribunal”, señaló Marielena Navarro, parte del grupo quejoso.

Los siete puntos ofrecidos en un pliego petitorio entregado a la titular son: “1, negativa de recibir a los abogados que solicitan audiencia; 2, retraso de los acuerdos; 3, falta de espacios dignos para consulta de expedientes; 4, el horario [corto] de préstamo de expedientes y entrega de promoción; 5, falta de un lugar digno para servicio de necesidades fisiológicas [sic]; 6, retraso en el desahogo de las audiencias; 7, presentar excitativas de justicia”.

La abogada agregó: “la magistrada no dio respuesta a ninguna petición y sólo indicó que los días 8 y 9 de abril se tiene revisión por parte del Tribunal  Superior  Agrario y que nuestros reclamos los  hagamos  ante el magistrado del TSA […] en vista de la exigencia de hablar con ella tuvo que ser amable, pero [primero] nos mandó al guardia de seguridad y más  personal para que nos sacaran del tribunal”.

La administradora de justicia tiene apenas cinco meses de haber asumido el cargo, pero los quejosos destacan que de ser el tribunal más eficiente y menos cuestionado de los tres que existen en Guadalajara, ese tiempo ha bastado para llevarlo al final en esos rubros, lo que repercute en la calidad del servicio que se brinda para ejidos y comunidades indígenas que sostienen algún litigio.

“Hemos repetidamente intentado dialogar, pero nunca se nos recibe; hay también un menosprecio a los campesinos para los cuales existe esta institución, y sobre todo, hay daño a derechos y economía de los demandantes de justicia por la dilación de sus asuntos, lo que consideramos muy grave”, le comentaron a la funcionaria, que se mantuvo serena durante la manifestación. Aunque el “reparto agrario” se terminó desde 1992, los expedientes no resueltos en algunos casos tienen medio siglo o más, y eso ha hecho que los tribunales agrarios tengan al tope su carga de trabajo.