Tratamiento puede costar hasta 15 mil pesos por mes

Anteriormente, para diagnosticar la artritis reumatoide, los médicos se enfocaban en radiografías, donde se veía una especie de “erosión”, en los huesos, informó el Doctor Óscar Hernández.
Doctor Óscar Hernández.
Doctor Óscar Hernández. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Anteriormente, para diagnosticar la artritis reumatoide, los médicos se enfocaban en radiografías, donde se veía una especie de “erosión”, en los huesos, informó el médico internista Óscar Hernández.

Al comenzar los síntomas de dolor en articulaciones, a veces se dejaba pasar tiempo antes de poder dar el diagnóstico, en detrimento de la salud del paciente.

El paciente debe buscar en caso de que el médico no lo recomiende, un tratamiento de fiosioterapia para rehabilitación.

Pero, ahora con los avances de la ciencia médica, se realizan exámenes de laboratorios en los que se detectan algunos biomarcadores, que permiten la diagnosis temprana de la enfermedad y brindar su tratamiento en forma prematura.

Entre los biomarcadores, el factor reumatoide, anticuerpos que reaccionan a la proteína llamada citrulina, factores inl amatorios, sustancias como la citosina, o el factor de necrosis tumoral, perpetúan la inflamación, pues se activa uno y sucesivamente se activan más.

El ataque de todos estos factores, afecta a la cápsula que rodea las articulaciones, la cinobia, se expande y lesiona los huesos, nervios y tendones, de manera descontrolada. 

Prácticamente es seguro que con los síntomas primarios, ya se trate de esta enfermedad que discapacita y que es sumamente dolorosa. Pero es obligación del médico determinar si efectivamente se trata de esta enfermedad. 

Entre los medicamentos que se brindan, de nueva generación, se encuentran los esteroides, que son de acción más rápida. 

Luego se pasa a los modificadores de la enfermedad, que son medicinas que evitan que el paciente se complique, y que son de uso prematuro y actúan rápidamente mejorando al paciente.

La cirugía es una alternativa, comentó el especialista, pero no es una opción muy positiva, pues la movilidad no se recupera el cien por ciento.

El costo aproximado de un tratamiento integral de artritis reumatoide, fuera del sector salud, puede ascender hasta los 15 mil pesos mensuales, al menos, contando consultas, análisis de laboratorio, medicamentos, material médico, y sobre todo, algo que se olvida, la rehabilitación física, primordial.

Actualmente la perspectiva para los pacientes, es alentadora siempre y cuando se trate de manera adecuada y profesional por el médico. 

En caso de dudas, si por ejemplo, en su servicio de salud no le hacen caso, la alternativa es ir con un médico particular, muy recomendable, un internista.

Enfatizó, que el paciente debe buscar en caso de que el médico no lo recomiende, un tratamiento de fiosioterapia para rehabilitación.