Transportistas protestan por quitarles obras de Central de Abasto

Bloquearon la Texcoco-Lechería y depositaron siete viajes de tepetate sobre el asfalto como forma de mostrar su inconformidad.
Transportistas, tráileres, tráiler, transporte de carga, bloqueo.
En dirección a Los Reyes La Paz. (Iván Carmona)

Chicoloapan

Trabajadores transportistas de la CTM bloquearon y depositaron tepetate sobre la carretera federal Texcoco-Lechería, a la altura del municipio de San Vicente Chicoloapan, en protesta porque les fue retirado el trabajo de las obras de la Central de Abasto en perjuicio de unas 100 familias de esa localidad, donde los inversionistas fueron presionados para firmar con trabajadores de esa agrupación pero de la región de Toluca.

Los manifestantes, miembros de las secciones 021, 075 y 127 de la citada central obrera, encabezados por José Luis Zanjas, uno de los dirigentes, llevaron carga con el material y lo acumularon en el asfalto, ocasionado problemas de circulación.

Tiraron siete viajes de tepetate a la altura del kilómetro 30 y fue esparcido con maquinaria pesada sobre la carretera, esto en dirección a Los Reyes La Paz.

José Luis Zanjas informó que esta acción fue para manifestarse porque las autoridades del gobierno del Estado de México no han dado una solución al problema.

Agregó que los transportistas de la CTM de Chicoloapan prestaron sus servicios durante la construcción de las primeras dos etapas de la Central de Abasto en ese territorio, pero en el arranque de la tercera los empresarios dieron el contrato a sindicalizados de esa central de la región de Toluca, supuestamente bajo presión.

TE RECOMENDAMOS: El agua en la CdMx no será privatizada

Comentó también que con esto está favoreciéndose a José Fuentes, ex titular de la dirección de Servicios Públicos de Chicoloapan, al que acusó de haber utilizado influencias con las autoridades locales para ser beneficiario de los contratos de obra y que la CTM de Toluca lo único que provocó fue perjudicar a unas 100 familias de la demarcación que dependen de los ingresos de dichas labores.

Como se sabe, actualmente el lugar opera con dos naves que albergan a unas 100 bodegas, las cuales fueron inauguradas en octubre de 2014, y está considerada como la más moderna de América Latina.

Desarrollada sobre una superficie de 20 hectáreas, el proyecto contempla la edificación, en otras dos etapas de 400 bodegas, lo que significará una inversión de más de mil millones de pesos, con la generación de unos 5 mil empleos directos y otros 15 mil indirectos, sin contar los que actualmente produce por las edificaciones.

Los inconformes aseguran que van a continuar con sus movilizaciones hasta que sean modificadas las condiciones y se les permita recuperar los trabajos que habían conseguido en ese proyecto comercial.


MCLV