Transportistas pedirán alza a la tarifa en 2014

El reciente aumento se registró en la recta final de la administración de Mario Marín; los concesionarios acordaron no subir la cuota del pasaje en dos años, plazo que se venció en diciembre del 2012

Puebla

Para el año entrante los transportistas buscarán un incremento del pasaje de al menos de un peso con 50 centavos, por lo que de nueva cuenta enviarán la petición a la Secretaría de Transportes (ST), señaló el representante de la Organización de Transportistas en Alianza por Nuestros Derechos, Ignacio Morales Paz.

Al recordar que en agosto del año en curso presentaron a la Secretaría de Transportes una petición para incrementar la tarifa de seis a siete pesos con 50 pesos, es decir del 25 por ciento, el representante de los transportistas detalló que está petición se retomará en el 2014, actualizando datos, puesto que la dependencia les solicitó más información y elementos para determinar la viabilidad de su petición. Incluso dijo que aún se analiza si se pedirá el mismo aumento que se solicitó en agosto de un peso con 50 centavos, o más.

El costo del pasaje en 12 años se ha duplicado en el estado, en el año 2000 era de 3 pesos


En entrevista telefónica, Morales Paz recordó que la petición de los transportistas que operan cerca de siete mil 215 unidades tipo Van, dos mil 447 minibuses y tres mil 266 autobuses, es bajo el argumento que los precios del diésel, la gasolina y las refacciones necesarias para los camiones, microbuses, minibuses y camionetas que operan en la capital, aumentan constantemente, y los seis pesos que es de la tarifa no alcanza para solventar los gastos.

Finalmente, expuso que si bien el tema del aumento estaba parcialmente acordado con el aquel entonces subsecretario de la Secretaría de Transportes, Carlos Zurita, se buscará tener la misma comunicación con la nueva autoridad.

Cabe destacar que la tarifa del transporte en Puebla en 12 años se ha duplicado, al pasar de tres pesos en el año 2000 a seis pesos actualmente.

El último aumento se llevó acabo en la recta final de la administración de Mario Marín Torres, donde los concesionarios acordaron no aumentar el pasaje en dos años, plazo que se venció en diciembre del 2012.