Trato y prepago las carencias del transporte de Torreón

Canacintra y Canaco reconocen que ha habido mejoras como la modernización del parque vehicular y los insumos y gastos han subido, exigen analizar si la población puede costear un aumento.
Los empresarios esperan que con la entrada en operación del Metrobús se impongan mejoras al resto del transporte público.
Los empresarios esperan que con la entrada en operación del Metrobús se impongan mejoras al resto del transporte público. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Empresarios de diversas cámaras consideran que en el tema del transporte público todavía falta mucho por hacer, pues aunque las unidades usadas fueron cambiadas, aún resta trabajar en el trato al usuario y en perfeccionar la operación del sistema de prepago.

"Sabemos que tenemos que modernizar el transporte público más que nada por los trabajadores, pues la movilidad es muy importante y los centros de trabajo están muy lejos de las viviendas", dijo Eugenio Treviño, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

La Dirección de Transporte en Torreón reporta que hay tres rutas que acaparan las quejas en cuanto al maltratos al usuario: Las Dalias, Panteones y Jacarandas. 

Indicó que entre las áreas pendientes en la mejora del servicio está reducir la contaminación de las unidades, así como el trato al usuario.

"Tenemos contaminación, sobretodo y muchas de las unidades aunque se modernizaron hace cinco o seis años ya están en mal estado y habría que cambiarlas. Es algo que debe ser permanente y constante y no se está dando constantemente", expuso.

Dijo que esperan que una vez que se ponga en marcha el Metrobús exista un ordenamiento más claro y que obligue a los concesionarios de las rutas urbanas a mejorar sus labores en la región.

"Se está previendo modernizarlo con el Metrobús en el Fondo Metropolitano y tiene que haber una coordinación con la industria del transporte y la gente que está metida en esto para que realmente exista un funcionamiento factible para todos", declaró.

Argumentó que el trato al usuario parece bueno, aunque también necesita algunas mejoras para que exista un mayor aceptación ciudadana.

"El trato dentro de lo que cabe es bueno y esperamos mejore ahora que se haga lo del Metrobús y le va dar competencia al transporte para que mejore”, dijo.

Por su parte, Carlos Rangel Orona, presidente de la delegación Torreón de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), afirmó que el sistema de transporte ha sufrido mejoras en los últimos diez años, aunque todavía existen pendientes en temas como el prepago, pues la capacitación que recibieron los choferes fue insuficiente.

“Sí es un buen sistema porque funciona, pero algo que nos faltó fue capacitación para los conductores y nosotros como usuarios del servicio lo notamos”, comentó.

Apuntó que una de las mejoras en el servicio corresponde a la frecuencia con que circulan los camiones.

En cuanto al incremento que recientemente propusieron los concesionarios a las autoridades de la Dirección de Movilidad Urbana, tanto Treviño como Rangel coincidieron en que aunque puede resultar necesario para una transformación, también hace falta hacer un análisis para asegurar que realmente la ciudadanía puede cubrirlo.

De un promedio de 8 mil choferes, tanto de taxi como de rutas urbanas, existe un promedio de 250 que tienen reportes más frecuentes por varias faltas, entre ellas no levantar el pasaje o no tener en funcionamiento el sistema de prepago.

Según informaron autoridades municipales va entre el 4 y 6 por ciento de incremento, lo cual deberá ir acorde al ajuste inflacionario anual.

De acuerdo a la Ley Estatal del Transporte, las autoridades (los cabildos) deben analizar cada año (en febrero) las tarifas del transporte público, aunque eso no implica necesariamente un incremento.

“Hay una realidad de que han estado subiendo los insumos, servicios mecánicos y el salario a los choferes, por lo que tiene que haber un aumento en los costos. Hablando de competitividad también debe mejorarse el servicio en cuanto a la capacitación de los choferes y la calidad de los camiones”, argumentó Rangel Orona.

Eugenio Treviño afirmó que “la situación económica de la gente que usa el transporte público no es tan buena y de alguna manera habría que trabajar en eso, pues deja mucho que desear pero también con lo que cobran no es posible tener una modernización”.