Choferes manipulan prepago, pero sistema seguirá

El 50 por ciento de las quejas ciudadanas que recibe la Dirección del Transporte Público, son porque los conductores de los camiones no encienden el aparato.
 Rodríguez Fernández resaltó que desde ayer comenzaron a realizarse acciones para la mejora del transporte público.
"El prepago sigue, pues es la puerta hacia el Metrobús" (Martín Piña )

Torreón, Coahuila

La mitad de las quejas ciudadanas que recibe la Dirección del Transporte Público están vinculadas a que los conductores de los camiones no encienden el sistema de prepago.

El alcalde de Torreón, Miguel Riquelme Solís, aseguró que el sistema seguirá, pese al vencimiento de la concesión con la empresa responsable.

"El 50 por ciento de las quejas son por ese motivo (prenden y apagan el aparato) y la otra queda distribuida en faltas sobre maltrato. En esta semana metimos al corralón 20 camiones porque encontramos esa irregularidad y tenemos una lista de 40 que lo hacen frecuentemente", dijo Marco Antonio Mora, titular de la dependencia.

Precisó que entre las rutas de transporte que más suelen incurrir en esa falta están la Sur Dalias, Panteones y Jacarandas. Normalmente reciben un promedio de 10 quejas a la semana por eso.

La ciudadanía desconoce que al subirse con la tarjeta y si el aparato no funciona su traslado resulta gratis.

"Esta acción regularmente suelen realizarla a placer, pues ven grupos de gente que  por subirse al camión va pagar el precio y desconocen que al subirse con la tarjeta y si el aparato no funciona resulta gratis", declaró.

Dijo no tener conocimiento sobre si la empresa concesionaria de ese servicio vaya quedarse tras concluir su contrato próximamente con el fideicomiso de modernización del transporte, sin embargo tienen entendido que el sistema como tal va quedarse pese a todo.

Por su lado, el alcalde Miguel Riquelme afirmó que aunque el sistema de prepago no resulta perfecto va permanecer, aunque existen por lo menos cuatro empresas que quieren reemplazar a ACS Solutions en su labor.

"El prepago sigue, pues es la puerta hacia el Metrobús. Somos de los pocos municipios que ya lo tenían funcionando a medias o como sea pero no lo vamos a perder", indicó.

Expuso que de momento hay una comisión que analiza los beneficios y perjuicios que tendría cambiar de corporativo responsable, pues aunque se tenga un adeudo importante de parte de los concesionarios y la empresa puede buscarse otra que absorba el pasivo.

"Llevamos dos meses reuniéndonos para establecer si sigue la misma empresa u otra y la próxima semana la comisión me entregará un dictamen con los pros y contras. Es complejo porque se tiene un adeudo fuerte", expuso.