Transporte público de Tlaxcala tendrá aumento en el costo del pasaje

A partir del 10 de diciembre del presente año entrará en vigencia el aumento
Transporte público.
Tlaxcaltecas pagarán un peso más en sus traslados. (Milenio)

Tlaxcala

El Gobierno del Estado de Tlaxcala, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, autorizó un incremento de $1.00 (un peso) a la parada mínima en el servicio de transporte público de pasajeros, que entrará en vigencia a partir del 10 de diciembre de este año, para con ello generar un equilibrio entre las necesidades de los concesionarios del servicio de transporte y la economía de las familias.

La determinación se tomó después de que las tarifas en el servicio de transporte público se mantuvieron sin incrementos a lo largo de los casi tres años que lleva la presente administración estatal, pese a las alzas registradas en los costos de los insumos del sector.

Esta acción representa la conciliación de propósitos entre los concesionarios del Estado y el apoyo a la economía de los tlaxcaltecas, que requieren de un servicio de transporte accesible en cuanto a sus costos, así como del Gobierno del Estado de Tlaxcala que busca atender, de forma equilibrada y equitativa, las necesidades de los diferentes sectores sociales.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes es conocedora del papel que representa el transporte público de pasajeros para el desarrollo económico de Tlaxcala. Por lo anterior, se considera que esta medida permitirá que los concesionarios puedan mejorar su parque vehicular y dar un servicio de transporte de mayor calidad, eficiencia y seguridad. Al mismo tiempo, las familias de los transportistas se verán beneficiadas al mejorar su poder adquisitivo.

El pueblo de Tlaxcala tendrá un servicio de transporte más competitivo, eficaz y con un costo accesible, toda vez que este incremento se ajusta a los indicadores económicos de los hogares tlaxcaltecas. Esta medida logra un beneficio recíproco entre usuarios y prestadores del servicio de transporte. El equilibrio económico y social, permite al Gobierno del Estado mantener políticas públicas que concretan las oportunidades de Desarrollo para Todos.