Buscando la "reelección", para salvar la vida

Luis Fernando González Achem, quien fuera alcalde de Lerdo en dos ocasiones, además de diputado federal y otros puestos de elección popular, busca juntar recursos para un transplante de riñón.
Luis Fernando González Achem, ex alcalde de Lerdo.
Luis Fernando González Achem, ex alcalde de Lerdo. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

Fue Alcalde dos veces de su querido Lerdo, diputado federal y delegado de la Comisión Nacional de Zonas Aridas, pero Luis Fernando González Achem ahora se perfila no a la búsqueda de algún puesto de elección partidista, sino a una lucha mayor: preservar su vida.

"Está mal que yo lo diga, pero nunca me ha interesado ha hacer fortuna, yo siento que los puestos públicos son para servir".

Para ello sostiene que ocupar los cargos de elección o de servicio público nunca fueron con la intención de hacer fortuna, sino para servir, de ahí que hoy vive con pocos recursos, pero con riquezas muchas más valiosas como lo son su esposa, hijas y nietos.

De ahí, "El Güero" como le llaman de cariño, expresa sin titubeos su deseo de vivir y la necesidad de recibir un trasplante de riñón y para ello, reunir fondos será su primer reto.

Por lo que no le queda más que llamar a los muchos amigos que hizo a lo largo de los años para cumplir ese objetivo.

Para ello, dijo contar de origen con un respaldo de un excelente ser humano como es el comediante Rogelio Ramos, quien ofreció su espacio y tiempo para brindar este próximo jueves 5 de agosto, a las 8 de la noche en el teatro Centauro, una función de gala cuyo donativo será de 200 pesos.

Hizo ver que de acuerdo a cotizaciones que han obtenido en Monterrey, Nuevo León, el costo del trasplante es de 470 mil pesos, cuya cifra pudiera variar en otras partes de la República Mexicana.

"Yo presumo que tengo muchos amigos y ojalá esté acertado en mi percepción, espero que vayamos a tener una buena entrada".

"Se han colocado bastantes boletos, a lo que se suma ya la ayuda de amigos muy solidarios y generosos, nos ha permitido agilizar la venta. Obviamente quedan aún muchos boletos más que espero puedan ser vendidos con oportunidad", dijo.

Cuestionado sobre su concepto de vida ante esta coyuntura, Luis Fernando González Achem hizo ver que "el hombre está obligado a luchar, a tener deseos de vivir y a salir adelante, máxime cuando se tiene una familia como la que Dios me ha regalado".

"Tengo dos hijas maravillosas, una esposa muy solidaria, muy pareja y abnegada y mis nietos adorados, junto con mis hermanos, ademas de muchos amigos, por lo que yo sigo aferrado y queriendo a la vida y por eso lo disfruto hasta con un simple saludo".

Respecto al porque recurrir a estas actividades cuando tuvo puestos relevantes en la política, el lerdense expresó:

"Yo presumo que tengo muchos amigos y ojalá esté acertado en mi percepción, espero que vayamos a tener una buena entrada".

"Está mal que yo lo diga, pero nunca me ha interesado hacer fortuna, yo siento que los puestos públicos son para servir, no para enriquecerse, como desafortunadamente alguna gente lo piense y lo actúa".

"En mi caso lo digo con mi consciencia absolutamente tranquila, los cargos públicos que he ocupado, no los he aprovechado para enriquecerme, soy un hombre de muy pocos recursos económicos y por eso recurro a este tipo de actividades, porque bueno, sí me interesa mi salud, me interesa mucho mi familia y me interesa mucho la vida", concluyó.