Tradición y política en festejo hñahñu

Se ofertaron productos como ropa bordada, derivados del ixtle como estropajos, jabón, artesanías y la comida típica del Valle del Mezquital.
El gobernador Francisco Olvera Ruiz con Roberto Pedraza Martínez, representantes del Consejo Supremo Hñahñu.
El gobernador Francisco Olvera Ruiz con Roberto Pedraza Martínez, representantes del Consejo Supremo Hñahñu. (Cortesía)

Pachuca

El Consejo Supremo Hñahñu celebró ayer su 39 aniversario y su 22 reunión anual en el balneario Tepathé, municipio de Ixmiquilpan, con cerca de 12 mil personas, acompañados de funcionarios estatales y federales.

La celebración comenzó al medio día con la inauguración de la exposición artesanal y gastronómica en donde participaron 416 expositores del Valle del Mezquital, Tenango de Doria y el estado de Puebla.

Se ofertaron productos como ropa bordada, derivados del ixtle como estropajos, jabón, artesanías elaboradas de madera y fierro, sombreros, productos de belleza naturales, así como comida típica del Valle del Mezquital.

“A 39 años de haberse constituido esta organización en Pátzcuaro, Michoacán, en aquel Congreso Indígena auspiciado por el gobierno de la República, hoy podemos decir con orgullo que somos la única etnia que mantiene vigente su Consejo a nivel nacional, fue construido con la fuerza del espíritu humano y no con una campaña publicitaria”, sostuvo Luis Vega Cardón, presidente del Consejo Supremo Hñahñu.

Mencionó que el encuentro anual tiene como objetivo fortalecer los valores del pueblo Hñahñu que les dan identidad como el respeto y la solidaridad.

“El Consejo Supremo Hñahñu tiene muy presente que existe para ayudar a nuestros hermanos de raza y existe para fortalecer las instituciones del gobierno”, dijo.

Por su parte, Roberto Pedraza Martínez, reconoció que la reunión anual es un acto de pluralidad pero también político.

En tanto, el gobernador del estado, Francisco Olvera Ruiz, destacó la unidad del Consejo con su reunión número 22 en donde asisten comunidades del Valle del Mezquital y la Sierra Gorda.

Robo de autos

El mandatario estatal mencionó que tras la reunión de los estados del centro del país con la Secretaría de Gobernación se hizo una revisión y análisis de los avances de las entidades en los distintos delitos.

“Afortunadamente Hidalgo es de los estados que menos problemas tienen, en todos los indicadores vamos a la baja”, aseveró.

Sin embargo, Olvera Ruiz reconoció que en delito de robo de autos y en las denuncias de extorsión “sí nos pintaron un poco elevadas al principio del año, pero muy por debajo de la media nacional, la verdad es que Hidalgo no tiene ningún problema en ningún sentido”.

Agregó que los homicidios que se han presentado en la entidad no pertenecen a la delincuencia organizada, “no pinta Hidalgo en los indicadores”.

Asimismo, comentó que en la reunión se vio cómo van los estados en la creación de las unidades antisecuestro, así como las campañas que han realizado para combatir la extorsión.

“Se hizo un análisis muy puntual de lo que pasa con cada delito y cuáles son las estrategias que estamos haciendo en coordinación con el gobierno federal para que bajen los indicadores”.

Asimismo, destacó que estados como Hidalgo, Puebla y Tlaxcala no están teniendo el efecto “cucaracha” debido a la coordinación en materia de seguridad entre las entidades.

“En otros estados por la proximidad de Michoacán se ve un poco, sin embargo, creo que el gobierno federal ha contenido el asunto de Michoacán”, dijo.

Sin solicitud de apoyo

Luego de que el padre Alejandro Solalinde Guerra, diera a conocer que las religiosas de la Casa del Migrante El Samaritano en la comunidad de Bojay, recibieron amenazas de muerte, el gobernador del estado dijo desconocer tal situación y apuntó que de haber una solicitud de parte de las hermanas se les brindará apoyo.

“Siempre y cuando lo soliciten, no teníamos noticia, si ellos la hacen de manera muy reservada, vemos cómo le hacemos, sin embargo, de acercarse al gobierno o presentar las denuncias por supuesto que sí, es un principio de protección a los derechos humanos tendremos que darles la atención adecuada”, aseveró.

Las religiosas de la Casa del Migrante en Bojay, ofrecen apoyo a los migrantes indocumentados en su paso por la entidad con comida, ropa, un lugar en dónde bañarse y descansar además de la ayuda de Médicos Sin Fronteras. La ayuda que reciben es voluntaria y no tiene apoyo de las autoridades municipales ni estatales.